por Robert K.G. Temple

(The Sirius Mistery)

traducción de Adela Kaufmann

Versión original

Vamos a visitar el planeta de los anfibios.

¿Cómo son Sirio y Sirio B como soles?

Sabemos que giran en torno a un centro común, que es, de hecho, equivalente a Sirio B, girando alrededor de Sirio A en una órbita elíptica.

Sirio A, una estrella grande y brillante, tiene dos veces y media la masa de nuestro sol. Sirio B tiene noventa y cinco por ciento de la masa de nuestro sol, pero porque está hecho de materia degenerada y es tan pequeño, esto no es obvio.

 

Si Sirio B con su masa no fuera una enana blanca, sería fácil verla desde la Tierra como una estrella de magnitud 2, aunque el problema del paralaje, lo haría difícil para separarla de Sirio A. En cualquier caso, si Sirio B estuviera por sí solo en algún lugar de su distancia de la tierra, y no fuera una enana blanca, sería una de las estrellas más brillantes en el cielo.

En realidad, Sirio A es diez mil veces más brillante que Sirio B.

 

La luminosidad de Sirio A es de treinta y cinco y media veces la luminosidad de nuestro sol. Eso hace que sea un número bastante caliente. Podemos estar seguros de que nuestro planeta no está demasiado cerca de él. La "zona habitable" discutida en el Capítulo Uno de ellos está mucho más lejos de Sirio de lo que está de nuestro sol.

En cuanto al tamaño real de Sirio A, su radio es un poco más que una y media vez el radio solar. Esto significa que Sirio será visto como más pequeño en el cielo que nuestro propio Sol, visto desde el planeta. Será una buena cantidad más pequeño, pero tendrá que tener aproximadamente la misma cantidad de calor, que no es demasiado difícil, teniendo en cuenta lo terriblemente caliente y brillante que es.

Para nosotros sería una extraña experiencia ver un cuerpo tan pequeño en el cielo proporcionando tanto calor y luz. Verlo directamente podría ser tan perjudicial como ver fijamente en una lámpara de soldadura a arco.

Razón de más para estar debajo del agua, y no tan tentado.

Nuestro planeta será probablemente muy caliente. De hecho, probablemente esté, incluso, cubierto con una capa de nubes vaporosas en la mayor parte del tiempo. Pudiera verse algo así como Venus desde la distancia, aunque, por supuesto, Venus no tiene temperaturas o nubes del tipo que los seres vivos encuentren posiblemente agradable. Parece importante mantenerse fresco en este planeta, que es probablemente, más bien caliente y húmedo.

Por lo tanto, la vida inteligente probablemente habrá evolucionado como anfibia y nunca han sido llevados a tierra. Estos anfibios fácilmente podría habitar la superficie del agua, por supuesto, porque tendrían que respirar la atmósfera y no tendrían branquias como los peces - probablemente tendrían que ser mamíferos de algún tipo con el fin de desarrollar el tamaño del cerebro y otras características necesarias para la inteligencia.

Probablemente pasarían mucho tiempo merodeando por pantanos y podrían haber desarrollado una forma de vida indígena que originalmente implicaba el uso de cañas tejidas para cabañas y transporte, y así sucesivamente. (Ellos hace tiempo que habrían superado esa etapa tiene, por supuesto.)

Pero tal vez su primer estilo de vida, a la que podrían, incluso, mirar hacia atrás con un poco de nostalgia como "los buenos viejos días de simplicidad y de una existencia despreocupada", era algo así como la descrita por Wilfred Thesiger en su libro Los Árabes de los Pantanos (The Marsh Arabs) en el cual los habitantes del sur de Irak se representan en los pantanos de la parte baja del Tigris y el Éufrates (muy cerca de donde se dice que Oannes y sus amigos pasaron la mayor parte del tiempo, uno se siente tentado a comparar!).

Si usted fuera una de estas criaturas, usted sería probablemente como un delfín con brazos y manos. Podría, debido a su naturaleza anfibia, tener un orificio por separado para respirar, además de su boca. Sería capaz de contener la respiración por largos períodos, y cuando respirara lo haría a través de su orificio de respiración, sería como un jadeo o una boqueada y haría un poco de ruido.

Su espiráculo se abriría y se cerraría de forma casi instantánea y su respiración tendería a ser poco frecuente, pero rápida y con sonido. El orificio de respiración pudiera estar colocado de tal manera que consistiría de una o dos aberturas pequeñas, largas y delgadas, justo debajo de sus clavículas.

 

De hecho, los Dogones tienen una tradición, que sus Nommos respiraban a través de sus clavículas.

Figura 39:

Los Nommo respiran a través de orificios de aire en sus clavículas que se ven como este dibujo Dogón
 

Usted no se podía andar con la piel expuesta en ningún ambiente por demasiado tiempo.

 

Usted requeriría humedad en su piel después de unas pocas horas a lo sumo, cuando su piel se secase, usted estaría en absoluta agonía - peor que un ser humano con la quemadura solar.

Debido a que usted frecuentemente utilizaría la superficie del agua, inevitablemente se producirá un considerable contraste entre la mitad superior de su cuerpo y la mitad inferior.

La tradición que conocemos de las sirenas expresa bastante bien este estado de cosas. Su extremidades inferiores sería muy similares a las de los peces, pero usted tendría que articular las extremidades y los dedos en su mitad superior y su piel sería más capaz de resistir a las radiaciones solares y por lo tanto, sería más como la de un mamífero terrestre.

Probablemente habría desarrollado estructuras cartilaginosas en la cabeza para darle rigidez a sus características más allá de la simple forma necesaria para una vida estrictamente submarina, y habría algo en la parte superior de su cuerpo semejante a cabello - tal vez como el pelo de nuestras propios morsas.

Sus dientes probablemente serían débiles en comparación con los de los carnívoros feroces como los tiburones. Usted probablemente habría evolucionado a partir de las criaturas más pacíficas capaces de alimentarse de peces pequeños en números considerables. Sus ancestros habrían andado en grupos, como lo hacen los delfines, y sería extremadamente sociable, ya que se desarrolló en los cardúmenes (manadas). La desnudez es, probablemente, el estado natural de su especie.

La superpoblación no sería uno de sus problemas, porque la mayoría de su planeta es agua y toda el agua es habitable. Incluso en el planeta Tierra, se estima que los delfines superan en número a los seres humanos de dos a uno, y los océanos están escasamente superpoblados.

Como una de estas criaturas, a ti te pudieran parecer repulsivos los seres humanos, por muchas razones. Su cabello áspero, pieles secas, extremidades huesudas, y en particular, su penetrante olor pudiera llegar a molestarte mucho. Su sudor no es continuamente lavado de la forma en que su propia piel es constantemente purificada por el medio acuoso que en el que habitan.

Y como anfibio, usted tiene muy bien desarrollados los sentidos del olfato y del gusto. Usted "huele-saborea" olores o rastros de sustancias a enormes distancias bajo el agua y, aunque su sentido del olfato no es tan agudo, es lo suficientemente competente. A diferencia de usted mismo, los seres humanos tienden a tener áreas en o cerca de sus viviendas que tienen el olor de sus excrementos y orina - lugares a los que habitualmente vuelven a realizar estas funciones.

Como anfibio cuyos desechos se disipan en el agua, usted encuentra muy repugnante esa idea. ¿Cómo pueden los seres humanos soportar el estar volviendo a esos mismos olores día tras día?

Una de las visiones más preocupantes para usted, es ver a los seres humanos caminando.


Cuando los seres humanos están quietos con sus piernas juntas, se ven casi normal. Pero luego súbitamente ellos se "dividen" en dos y empiezan a caminar, lo que lo marea un poco y que le molesta. Lo hace sentir nervioso con la idea de lo terrible que sería para usted si usted se 'divide' y de ese modo se convierte en un inválido en el agua. Usted admira a la agilidad de los humanos en tierra firme.

Ellos pueden subir a los árboles y acantilados, todo lo cual es muy impresionante. Pueden ir a gran velocidad sobre el terreno, con lo que llaman 'correr', incluso hasta tienen una cierta capacidad de saltar sobre obstáculos; no son tan veloces en la tierra como usted lo es en el agua, pero lo hacen pasablemente bien. Usted tiene dificultad para verlos a veces porque, como usted está en un medio acuoso, la visión no es buena a larga distancia.

Y los seres humanos, estando secos, no se quedan parados contra su fondo tanto como usted podría desear. Cuando se mueven usted inmediatamente puede detectar movimiento sin una definición óptica, pero un ser humano que está parado, que está, incluso camuflado y se mezcla con su fondo, es imposible que usted lo pueda diferenciar a simple vista. Usted depende de su sentido del olfato, como un rinoceronte.

Pero cuando el viento está contra suya, usted no tiene esperanza. Un ser humano puede fácilmente eludir su percepción en tierra firme, si sabe lo que está haciendo y usted no tiene gafas o ayudas técnicas consigo.

Usted tendría una mente matemáticamente muy ágil.

 

Sus antepasados se desarrollaron a partir del estado primitivo mediante el cálculo de intrincados fenómenos astronómicos y radiaciones precipitantes sobre su planeta sin beneficio de observaciones ópticas directas. El cerebro de su especie fue engendrado para concebir y resolver inmensas y complejas abstracciones complejas. Su poder de sostener complicadas estructuras matemáticas suspendidas en el ojo de su mente mientras realiza operaciones matemáticas con ellos es extraordinario.

Usted tiene una extraordinaria facultad conceptual y de generalización. Es fácil que usted pueda concebir las imperceptibles, e incluso invisibles fuerzas, porque su entorno cotidiano es sugerente, alusivo. Usted saborea y huele su ambiente en lugar de verlo. Sus poderes telepáticos pueden ser muy evolucionados - posiblemente una característica de su especie desde su más temprana historia.

El rango climático de su planeta es mayor aún que el de la Tierra, y se debe a que no hay capas de hielo, debido a la existencia de más radiación desde dos o tres estrellas en su sistema multi-solar. Su océanos son más extensos a causa de que no están encerrados en las capas de hielo en los polos.

El vuelo espacial es menos incómodo para usted que para los seres humanos, ya que el estado de ingravidez a menudo aproximado bajo el agua (de hecho, en la Tierra los astronautas entrenan bajo el agua).

 

La circulación de su sangre está mejor adaptada a las condiciones de ingravidez que en el caso de los seres humanos y a usted no le importa en absoluto vivir en los gigantescos tanques de agua orbitando a su planeta, que constituirían sus muchas ciudades satélite espaciales.

No es tan difícil de simular un ambiente acuoso en el espacio como lo es simular un entorno de tierra seca y firme. Sus necesidades son pocas, usted simplemente existe. Usted no come alimentos cocinados y no tiene estufas para calentarse. La agricultura para usted es, sobre todo, la crianza de deliciosos peces pequeños y las comidas son una aventura, ya que le encanta una buena caza y la satisfacción de capturar su alimento.

La cena es un deporte familiar.

Los anfibios deben tener un nombre, y el nombre que los Dogon dieron a ellos por "los monitores" pudieran ser lo mejor de considerar usar. "Monitor" es más específico que "Instructor", y "Maestros del Agua" es demasiado largo. No tiene sentido usar el eufemismo de los "Annedoti", sabiendo que esto significa "los repulsivos".

Un término más genérico y neutral, supongo, sería simplemente los 'Sirios’.

Si alguna vez entramos nuevamente en contacto con ellos, probablemente serán llamados oficialmente los ‘Sirios’, y su civilización será la "civilización de Sirio”.