por Julio Bou

 

 


La protohistoria sumeria abarca un periodo de tiempo desde el 4500 AC hasta el diluvio 1900 AC.

  • Es la primera civilización del mundo

  • Es la época en que se creó la escritura (aprox 3500 AC)

  • Las escrituras (ideogramas egipcios) tiene origen en esta época

  • Las grandes tradiciones religiosas (las que aun respetan las religiones actuales) como la creación , el paraíso, el diluvio tienen su origen en esta época

  • Un gran cataclismo, un castigo, un diluvio destruyó la civilización existente

  • Después de este el conocimiento de esta época, fragmentado y heterogéneamente se distribuyó por el mundo

Estamos hablando de un periodo de más de 2.000 años. Pensemos que en solo 500 años hemos pasado del descubrimiento de América a la civilización actual. Parece pues ridículo el poco conocimiento que tenemos de esta época de la humanidad, lo poco que hay escrito, como si alguien o algo se hubiera encargado de borrarlo o mantenerlo oculto.

¿Quienes fueron estos reyes Antediluvianos que gobernaron estos países y según las leyendas vivieron muchos años?

¿Que pasó para que el hombre primitivo, empezase a cultivar , a regar, utilizase la rueda, construyese edificios, escribiera, crease un sistema numérico, un sistema para medir los ángulos, empezase la astronomía, ...?

¿Cómo se comunicaron estos conocimientos, como llegaron a otras partes, y porque en algunos casos tardaron miles de años?

¿Cuales son estas tradiciones que han recogido todas las religiones?

Conocer nuestro pasado, es conocer nuestro futuro 

(A G Karlshen 1,623)


Saber de donde venimos nos condiciona a donde vamos 

(Proverbio Chino, 500 ac)

 

Desde aquí queremos recoger las opiniones de los expertos, de los científicos, de los visionarios, de los historiadores:

 

Índice

 

Regresar a Los Anunnaki

Regresar El Diluvio - Leyendas, Mitos, Historia


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

 


Lo que dicen los libros de HISTORIA sobre:

Regresar al Indice

 


Los enclaves del sur (las diferentes asentamientos)

Poco tiempo después de que aparecieran los primeros asentamientos humanos en el norte mesopotámico, el sur conoció un floreciente poblamiento, desarrollado por el grupos de gentes que provenían, probablemente, del este o del sur iraní (algunos autores sostienen que fue del norte), atraída por los recursos naturales de la zona: abundancia de agua, palmerales y óptimas condiciones para la pesca y la caza. Los yacimientos más significativos, que dieron nombre a una serie de culturas desarrolladas dentro del Calcolítico y comienzos del Bronce Antiguo.


Sumer al principio fue habitado (entre el 4500 y 4000 AC) por un pueblo no semítico, que no hablaban el lenguaje sumerio. Este pueblo, proto-Eufratiano o Ubaidiano, por el pueblo de Al-Ubaid, donde sus restos fueron por primera vez descubiertos. Los Ubaidianos fueron la primera fuerza colonizadora del Sumer, drenaban y regaban los campos, establecieron la industria como trabajos de cuero, de metal de cerámica. Algunos pueblos Semitas también se introdujeron en el territorio añadiendo su cultura a la Ubadiana.


El pueblo de sumerios llegó a Sumer aproximadamente en 3300 AC, su lengua se hizo predominante. En el III milenio el país disponía de 12 ciudades estado separadas:

  • Kish

  • Erech

  • Ur

  • Sippar

  • Akshak

  • Larak

  • Nippur

  • Adab

  • Umma

  • Lagash

  • Bad-tibira

  • Larsa

Cada estado estaba formado por una ciudad amurallada y tenía campos y pequeñas aldeas alrededor. Tenían su propia deidad, cuyo templo era el edificio principal de la ciudad. El poder político lo tenían los ciudadanos, aunque al existir rivalidades entre las diferentes ciudades estados se adoptó la institución de un líder rey.

Eridu (actualmente Abu Sahrein) fue la ciudad más antigua. El nombre es una corrupción sumeria de "Eri-dugga" que significa Ciudad Buena. Se las denominaba "la ciudad del dios del agua Enki/Ea". Situada a orillas del Golfo Pérsico es una de las primeras ciudades mencionadas en la historia. Los sumerios la consideraban la primera ciudad, cronológicamente hay que situar su desarrollo histórico entre los años 5000 y 4500 a.C. En ella se desarrollaron diferentes estratos de ocupación humana con materiales de las culturas de Samarra y de Tell Halaf, de las que fue coetánea. Esta civilización, que contó con un importante templo reconstruido hasta 17 veces, alcanzó en su evolución la fase cultural siguiente, la de El Obeid.

El Obeid, un tell (palabra que significa «colina», en árabe) cercano a Ur, evolucionó culturalmente desde el 4800 al 3750 a.C. De este período se conservan cerámicas hechas tanto a mano como en torno, objetos de metal, figurillas femeninas con cabeza de serpiente, de claro sentido religioso en conexión con la tierra, y edificios catalogados como templos por su monumentalidad. Tal civilización pudo extenderse por todo el centro y norte de Mesopotamia, alcanzando también sectores de Susania al este y de Siria al oeste. El Obeid presentaba los rasgos de una sociedad rural plenamente evolucionada y una organización teocrática. Algunos especialistas piensan que podría tratarse de una avanzadilla protosumeria.

Uruk (en la actualidad, Warka) significó la última fase de la etapa de El Obeid, ya dentro de la civilización sumeria. Empezó la revolución urbana, la construcción de las ciudades, el cambio de asentamientos en grandes comunidades. La ciudad de Uruk empezó en 3800AC. La población de Uruk posiblemente era de 45.000 habitantes y posiblemente era la mayor ciudad del área, aunque otras ciudades como Eridu (en el Norte) y Kish (en el Sur) rivalizaban con Uruk.


Los distintos niveles arqueológicos detectados, hasta un total de 18, han facilitado infinidad de materiales y restos arqueológicos, fruto del dominio de las más variadas técnicas (rueda, torno de alfarero, arado, carro, fundición de metales, barcos). Sin embargo, la mayor aportación de Uruk a la Historia fue la invención de la escritura, instrumento verdaderamente revolucionario que iba a modificar la vida del hombre. Dicha invención, originada por necesidades puramente económicas, tuvo lugar en los templos arcaicos del nivel IV de Uruk, en una fecha imprecisa, a situar entre el 3500 y el 3300 a.C.

 

Otros aspectos culturales importantes de este periodo son la construcción de edificios monumentales (templos, palacios, murallas) y la acumulación de capital y uso de los metales. Uruk contó con una perfecta organización socioeconómica,

"click" en imagen para ver detalle

política y religiosa, y fue capaz de establecer colonias hasta en el lejano Elam, además de las creadas en toda Mesopotamia.

 

Los grandes templos de Uruk, dedicados a Inanna se construyeron en esta época, así como muchos mosaicos y frescos. Los edificios servían para fines cívicos y religiosos, así que el líder actuaba como jefe religioso. En los templos los artesanos practicaban sus trabajos. Djemdet Nasr (3200-2900 a.C.), prolongación la civilización de Uruk, caracterizada sobre todo por sus obras de arte, sus progresos técnicos y sus contactos con Egipto.

 

Subir

 

Los sumerios (quienes eran)

Con la civilización de Uruk se cerró la etapa protohistórica, cuyos hallazgos más significativos fueron el urbanismo y la escritura. El hombre había pasado de depredador a productor de sus propios alimentos y había sido capaz de dotarse de una organización política y social que le permitiría alcanzar nuevas cotas de progreso material y también espiritual. En esta etapa protohistórica, un pueblo, el sumerio, que presentaba todavía grandes lagunas de conocimiento, desempeño un papel muy importante.

La moderna historiografía ha aceptado que los sumerios no fueron los primeros habitantes de Mesopotamia, sino que, venidos del exterior en una primera oleada, se impusieron a los habitantes de El Obeid o al-Ubaid, a los cuales asimilaron finalmente. La serie de interrogantes planteados acerca de quiénes fueron los sumerios, de dónde llegaron y en qué momento lo hicieron, confluyen en lo que se ha denominado el problema sumerio. Estos individuos, que se dieron a sí mismos el nombre de cabezas negras, no fueron ni semitas ni indoeuropeos; al parecer, y de acuerdo con datos arqueológicos y filológicos, debieron pertenecer al conjunto de pueblos caucásicos de estirpe asiánica (procedentes de Asia Menor anterior).

 

Existen numerosas hipótesis respecto a su lugar de origen, entre las cuales la de mayor peso es la que sostiene su procedencia del Cáucaso o de alguna región del mar Caspio. Tampoco ha podido ser determinado el momento exacto de su llegada, que se habría efectuado a comienzos del IV milenio a.C., cuando entraron en contacto con pobladores semitas de El Obeid, a los que dominaron, según parece, con suma facilidad. A continuación, en una nueva oleada colonizadora, habrían levantado las primeras ciudades mesopotámicas, estructuradas políticamente como pequeños estados independientes. Kish, Erech, Ur, Sippar, Akshak, Larak, Nippur, Adab, Umma, Lagash, Bad-tibira, y Larsa


En cualquier caso, lo que se entiende por sumerio obedece en realidad a un largo proceso de formación en el cual numerosos factores acabaron por dar fisonomía a lo que modernamente constituye la civilización sumeria.
 

Subir

 

Los reyes antediluvianos y el diluvio
La cronología de los reyes mesopotámicos, se extiende desde los orígenes hasta el siglo XVIII AC. La encontramos en unas quince tablas provenientes la mayoría de los archivos de Nippur (cf. Thorkild Jacobsen, The sumerian king list, Chicago, University of Chicago Press, 1939, y Jean-Jacques Glassner, Chroniques mésopotamiennes, Paris, Belles Lettres, 1993).

Existen varias listas, con nombres sumerios y transcritas en acadio, que datan de la lista más completa de la dinastía amorrita Larsa (hacia el 1800 AC) o redactadas en Isin (hacia el 1900 a. de C.): el texto de la lista más completa escrito en cuneiforme sobre un pequeño prisma de barro (Prisma WB, 1923.444, hoy atesorado en Oxford) y conocido con el nombre de Lista Real sumeria pertenece a la colección Weld-Blundell y ha sido traducida por Thorkild Jacobsen (Op. cit., p.70-77):
 

Ciudad

Rey

Eridu

A-lulim

Eridu

Alalgar

Bad-tibira

En-men-lu-Anna

Bad-tibira

En-men-gal-Anna

Bad-tibira

Dumu-zi

Larak

En-sipa-zi-Anna

Sippar

En-men-dur-Anna

Shuruppak

Ubar-Tutu


Según este escrito, después de que los dioses crearan el mundo y humanidad, la realeza descendió del cielo a la Tierra. El lugar escogido fue Eridu, ciudad que abría así el ciclo de las dinastías míticas anteriores al gran cataclismo del diluvio universal, hecho también recogido en la Lista Real. Los míticos reyes de Eridu fueron dos, Alulim y Alalgar, ambos de un reinado tan largo que raya en lo imposible.

 

Tras ellos, la realeza pasó a otras ciudades: Badtibira (Tell el-Medinah), en donde gobernaron tres reyes: En-men-lu-Anna,En-men-gal-Anna y destacando el pastor Dumuzi, calificado de divino; a continuación Larak (Tell el-Wilaya), con un único soberano En-sipa-zi-Anna; de allí marchó a Sippar (Abu-Habba), también con un único rey En-men-dur-Anna, y finalmente, por decisión divina, la monarquía se situó en Shuruppak (Tell Fara) donde gobernó durante 18 600 años el mítico rey Ubar-Tutu, padre de Ziusudra. Este último fue, según los textos mesopotámicos, el hombre que, junto con su familia, logró salvarse de la catástrofe acaecida a la humanidad, consistente en un diluvio universal (evento que también recogería más Biblia), decretado por los dioses como castigo contra los seres humanos.

y el diluvio...
A Comienzos del siglo XX, los arqueólogos comprobaron la existencia de estratos aluviales que interrumpían los restos materiales en diferentes lugares de la Baja Mesopotamia (Ur, Kish, Shuruppak, Lagash) y que, considerados en un primer momento como la prueba inequívoca del diluvio bíblico, luego se vio que diferían en su cronología.

Narración Sumeria del diluvio

 

Se ignoran las causas de aquellas inundaciones que afectaron a una amplia zona del sur mesopotámico, pero se deduce que fueron muy significativas, pues el hecho quedó reflejado no sólo en la documentación histórica - la Lista Real, por ejemplo -, sino también en algunos textos de tipo religioso, entre ellos el Diluvio sumerio, la Epopeya de Atrakhasis y el Poema Gilgamesh.

 

Tiempo después, en el siglo III de nuestra Era, un sacerdote babilónico de nombre Beroso se hizo eco de la gran catástrofe en su obra sobre la historia de Babilonia. Prescindiendo del contenido religioso que se le quiera dar, es inequívocamente histórico que una gran calamidad - fuesen lluvias, maremoto, desbordamiento de los ríos o incluso invasión de extranjeros - afectó a Mesopotamia, en una fecha que puede fijarse alrededor del año 2900 a.C.
 

Subir


 




Dr. Patrice Guinard

 

Parte de este texto fue escrito para las Primeras Jornadas Internacionales de Historia de la Astrología en la Antiguedad, organizadas por la revista Beroso en Barcelona (24-25 de Marzo de 2001). Fue publicado en el número 4 de la revista (1° Semestre 2001).

En La leyenda de Adapa (atestiguada hacia el 1500 a. de C.), Uanna, helenizado Oannès por Beroso y apodado Adapa ("el Sabio"), aparece con A-lulim, el primer rey antediluviano bajo el aspecto de un hombre llevando un traje en forma de pez. Es el primero de los apkallu (= AB.GAL en sumerio), es decir, de los 7 sabios enviados por Ea para civilizar a los hombres. Beroso trae de nuevo este mito de Oannès (~4500-4000 AC.), héroe civilizador que habría salido de las aguas del golfo Pérsico para dar nacimiento a la cultura sumeria (escritura, ciencias, agricultura, urbanización).

Se conocen también otros relatos míticos de origen sumerio : la famosa Epopeya de Gilgamesh y el relato de Atrahasîs (el Muy-sabio), relatando el episodio del Diluvio que inspiró los textos bíblicos. Entre la aparición de Uanna-Oannes y el episodio del Diluvio, han reinado una decena de soberanos según los archivos sacerdotales de Nippur, la capital religiosa de Sumer, consagrada al dios Enlil. Estos soberanos son los reyes antediluvianos.
 

1

Eridu

A-lulim

 28.800 años = 8 saroi

2

Eridu

Alalgar

 36.000 años = 10 saroi 

3

Bad-tibira

En-men-lu-Anna

 43.200 años = 12 saroi 

4

Bad-tibira

En-men-gal-Anna

 28.800 años = 8 saroi 

4

Bad-tibira

Dumu-zi

 36.000 años = 10 saroi 

6

Larak

En-sipa-zi-Anna

 28.800 años = 8 saroi 

7

Sippar

En-men-dur-Anna

 21.000 años = 5,833 saroi

8

Shuruppak

Ubar-Tutu

 18.600 años = 5,166 saroi 


El anciano sistema sumerio de numeración era sexagesimal (con base 60) y dio nacimiento a nuestra división de la hora en 60 minutos y a la del círculo en 360 grados. Los nombres-clave de los números eran 1, GES o GESH, 60, GES o GESH igualmente (la unidad), 3600, SAR o SHAR... La desaparición de la numeración sumeria puede estar datada en el siglo XV AC. (cf. Georges Ifrah, Histoire universelle des chiffres, Paris, 1981; Paris, Laffont, 1994)

Todos los números son divisibles por 3600, salvo los dos últimos, que lo son globalmente. Así, los dos últimos reyes antediluvianos habrían reinado durante 11 períodos. En total, 5 ciudades son gobernadas por 8 reyes durante 67 "saroi" o 67 períodos de reinados.

Yo sugiero el doble principio de decodificación siguiente: la suma total de las duraciones de los reinados y la suma de los productos de las duraciones de los reinados (comenzando por los extremos hasta el centro), dos a dos, el primero con el último, el segundo con el séptimo, el tercero con el sexto, y el cuarto con el quinto.

Lo que da 67 para la primera suma, y 275,658 (= 41,328 + 58,33 + 96 + 80) para la segunda. A continuación, multiplico la primera cifra por 10 y divido la segunda por 10. (Daré las razones posteriormente). De donde encuentro 670 y 27,5658.

Estas cifras son las del ciclo de los eclipses y del ciclo anomalístico de la Luna. En efecto, los eclipses del Sol y de la Luna se reproducen en el mismo momento después de 54 años o 669 meses sinódicos (aproximación 0.15%). La revolución sinódica de la luna, o lunación, siendo el intervalo que separa dos lunas llenas o dos lunas nuevas. Este período de 54 años es atestiguado en una tabla proveniente de Uruk (cf. F. Thureau-Dangin, "Tablettes d'Uruk", Textes Cunéiformes du Louvre, 6, Paris, 1922, y Bartel van der Waerden, Science awakening II, The birth of astronomy, 1965; ed. angl. rév., Leyden, Noordhoff, 1974, p.103).

El tercio de este período de 54 años, llamado el Saros por los Griegos, es de 18 años y 11,3 días. Es el ciclo clásico de los eclipses solares y lunares, que cuenta alrededor de 29 eclipses lunares contra 41 eclipses solares. El ciclo del Saros es el período del retorno de la Luna y del Sol a sus posiciones iniciales relativas a la tierra: este retorno es posible gracias a una sincronización entre las revoluciones sinódicas y anomalísticas de la Luna. En efecto, el período comprende exactamente 223 lunaciones y también 239 revoluciones anomalísticas de la luna. La revolución anomalística es el intervalo de tiempo que separa dos pasos de la Luna a su perigeo, el punto donde ésta se acerca más a la tierra. Esta relación entre los meses sinódicos y los meses anomalísticos de la luna era conocida por los astrónomos babilonios, y utilizada para predecir el retorno de los eclipses lunares y solares. Van den Waerden subraya que "La duración de un eclipse está fuertemente influenciada por el movimiento anomalístico de la Luna, pero esta influencia está neutralizada tomando estos 223 meses en bloque." (Ibid., p.103)

La segunda cantidad, 27,5658, es la del ciclo anomalístico lunar (en realidad 27,555, sea una aproximación del 0.04%). Así, estas dos cifras se refieren a datos extremadamente precisos que conciernen al conocimiento del movimiento lunar, y toman aún más un relieve particular si tenemos en cuenta que es Ishbi-Erra (2017-1985), el fundador de la dinastía de Isin, quien impone el calendario lunar de Nippur, en detrimento de numerosos calendarios locales concurrentes, en la mayor parte de la Mesopotamia meridional (cf. Mark Cohen, The cultic calendars of the ancient near east, Bethesda (Maryland), CDL Press, 1993).

Así, la lista de los reyes antediluvianos de la dinastía de Isin es una codificación de datos astronómicos concernientes a los diferentes períodos lunares. La cifra 10, que sirve de multiplicador y de divisor en esta codificación, no es gratuita puesto que es probablemente en esta época, y puede ser que bajo esta misma dinastía, cuando el sistema decimal suplanta al sistema sexagesimal sumerio.
 

Regresar al Indice

 


Beroso


Beroso (747 AC) , el filósofo caldeo helenizado, propone en sus Babyloniaca (en la primera sección del libro II) una segunda lista de estos reyes antediluvianos que reinan después de la aparición de Oannes, comprendiendo esta vez 10 soberanos, 4 ciudades y 120 períodos de reinado (las dos secciones siguientes del libro II están consagradas a la descripción del Diluvio y a los reyes post-diluvianos).

"Beroso toma sus relatos de los archivos de Babilonia-Borsippa, y estos mismos archivos, en cuanto a la creación y a las primeras edades, reproducen revelaciones inscritas en tablas por el primero de los hombres-pez, Oannes, el inventor de las letras, de las ciencias y de las artes, el fundador de las leyes, de las ciudades y de toda la civilización." (Joseph Bidez, "Les écoles chaldéennes sous Alexandre et les Séleucides", in Mélanges Capart, Bruxelles, 1935, p.50).
 

1

Babilonia

Alôros (Aloros) = 1 A-lulim

36.000 años = 10 saroi 

2

Babilonia

Alaparos = 2 Alalgar

10.800 años = 3 saroi 

3

Pautibiblon

Amêlôn (Amelon) = 3 En-men-lu-Anna

46.800 años = 13 saroi

4

Pautibiblon

Ammenôn (Ammenon) = 4 En-men-gal-Anna

43.200 años = 12 saroi 

5

Pautibiblon

Megalaros (Amegalaros)

64.800 años = 18 saroi 

6

Pautibiblon

Daônos ou Daôs (Daonos) = 5 Dumu-zi

36.000 años = 10 saroi

7

Pautibiblon

Euedôrachos (Euedorachos) = 7 En-men-dur-Anna

64.800 años = 18 saroi 

8

Larak

Amempsinos = 6 En-sipa-zi-Anna

36.000 años = 10 saroi

9

Larak

Opartes (Otiartes) = 8 Ubar-Tutu

28.800 años = 8 saroi

10

Shuruppak

Xisouthros

64.800 años = 18 saroi


Se utiliza la trascripción de los nombres helenizados por Beroso, de G. Contenau (Le déluge babylonien, Paris, 1941; éd. rev. Paris, Payot, 1952, p.56), y ésta, entre paréntesis, de Stanley Burstein (The Babyloniaca of Berossus, Malibu (Calif.), Sources and monographs of the Ancient Near East, Undena Publications, 1978, p.18-19). Las correspondencias con los soberanos de la primera lista están igualmente indicados.

Xisouthros es el Ziûsuddu (o Ziusudra) del relato del Diluvio sumerio, y En-men-dur-Anna (o Enmenduranki) es el célebre inventor de la adivinación: él "pasa por haber inventado los métodos mánticos, las diversas formas de preguntar por el futuro. ¿Cómo se llama ? En-me-dur-an-an, o mejor En-me-dur-an-ki cuyo significado es: "el señor de los decretos del cielo y de la tierra".(...) [Él es] el inventor de la adivinación de la que los dioses le revelarán los principios, y de la que los adivinos, de edad en edad, se dirán hijos." (G. Contenau, Le déluge babylonien, Paris, Payot, 1952, p.49 & p.59). Notaremos que el orden de sucesión de los soberanos no es idéntica en las dos cronologías, y que En-men-dur-Anna queda como el séptimo soberano en las dos listas.
 

Regresar al Indice

 


Notas sobre esta segunda cronología del Dr Guinard


En esta segunda cronología, todas las duraciones de reinado son divisibles por 3600, y la filiación con la primera lista es evidente : aquí 4 ciudades por 10 reyes, allí 5 ciudades por 8 reyes. Además, la suma de los 4 primeros reinados vale 38 (= 19 x 2) en las dos cronologías, y a los dos soberanos suplementarios les es atribuido un período de 18 "saroi", siendo este período el ciclo de los eclipses puestos en evidencia en la primera cronología. Además, la diferencia entre las duraciones totales de las dos cronologías vale 53, o incluso, no contando más que los períodos de reinado enteros, 54, el gran ciclo de los eclipses.

Procediendo de la misma forma que con la lista precedente (suma total y suma de los productos dos a dos, desde los extremos hasta el centro), y utilizando el 2 como número de codificación (ya que se trataría de una segunda lista, el 2 simboliza la duplicación de la codificación de la primera cronología), obtengo las cantidades 240 y 365 (= (180 + 24 +130 + 216 + 180) / 2).

El número 240 es la aproximación (0,42%) del número de revoluciones anomalísticas de la luna durante el ciclo del saros, o incluso de la media de los números de revoluciones anomalísticas (239) y draconíticas (242) de la Luna (aproximación 0.20%). Nos lleva, por tanto, a la precedente cronología. El número 365 es el de los días del año (aproximación 0,07%), y también el número de horas dobles en un mes solar, ya que el día estaría dividido en 12 bêru de 2 horas. La cronología podría codificar la introducción del zodíaco en relación a un calendario solar subyacente.

Se sabe que bajo Nabonassar fue instituido un nuevo calendario e introducidos meses suplementarios por períodos de 19 años (o de 235 lunaciones). Beroso escribe: "Nabonasaros [Nabu-Nasir] ha reunido y destruido los archivos relativos a los reyes que le han precedido de modo que la lista de los reyes caldeos pudiera comenzar con él." (Babyloniaka, 2.5.1, ed. Burstein, p.22). Esta organización de los archivos corresponde al advenimiento de una nueva era, seguida de un descubrimiento científico mayor, la sincronización de los calendarios lunares y solares.

Retomando los números de la lista de Beroso, y efectuando la suma de los productos de los reinados por ciudades (Babilonia / Shuruppak y Pautibiblon / Larak), se obtiene: [(10 + 3) x 18] + [(13 + 12 + 18 + 10 + 18) x (10 + 8)], sea 1512.

Beroso indica además que Alaparos es el hijo de Aloros, y Xisouthros el de Otiartes. Efectuando la suma de los productos de los reinados 2 a 2 y reuniendo las duraciones de reinado relativas a Alaparos-Aloros y a Xisouthros-Otiartes, se obtiene: [(10 + 3) x (8 + 18)] + (13 x 10) + (12 x 18) + (18 x 10), sea 864.

Estas cantidades 1512 y 864, son las dos múltiplos de 216.
1512 = 216 x 7 (= días de la semana) y 864 = 216 x 4 (= estaciones del año, o semanas del mes lunar). Así, la introducción de la semana de 7 días, testimoniada más tardíamente, podría haber sido prevista a partir de esta época.

Además, este número 216, que vale 18 (= ciclo de saros) x 12 (= mes del año solar), pero también 8 x 27 (= días del mes lunar), o también 235 (= lunaciones) – 19 (= años solares), podría ser la clave para la comprensión de este descubrimiento astronómico importante, el de la coincidencia de los ciclos lunares y solares.

Sabemos que los Chinos elaboraron en el siglo VI AC., un nuevo calendario basado en el ciclo de 19 años o 235 lunaciones, compuesto por 12 años de 12 meses lunares y 7 años de 13 meses lunares, y que este ciclo de 19 años fue reformulado por el Griego Meton de Atenas en el 430 a. de C.
 

Regresar al Indice

 


Astronomía, Mito y Matemáticas Celestes


Hasta ahora no había sido dada ninguna explicación satisfactoria sobre la duración de estos reinados. Algunos han invocado las grandes eras indias y preconizado la relación con los yugas. Otros han creído poder encontrar la duración de la precesión de los equinoccios. Más modestamente, nosotros hemos puesto al día conocimientos testificados por los mismos Mesopotámicos, pero en una época más remota, lo que parece más probable. Me parece plausible que un conocimiento científico se pudiera enraizar en el Mito (los soberanos legendarios anteriores al Diluvio) y cristalizarse por el Número.

 

Es así que los tres niveles de la Tríada , que los tres "mundos", pueden encontrar un punto de confluencia y de armonía. Por tanto, el hecho astronómico, codificado por una aritmética simple (pero, sin embargo bastante compleja para haber escapado de los repetidos análisis del pensamiento racionalista), se desvela a través del mito.

 

Ya que los Antiguos razonaban de forma diferente en lo que respecta al interés y al alcance del conocimiento. El "hecho experimental" necesitaba del Mito para magnificarlo y del Número para revelarlo. Por este hecho, es la sociedad entera quien se aprovecha de ello, y el saber no ha sido nunca un saber oculto en estas sociedades, sino más bien un saber accesible a la inteligencia y a la perspicacia de los que están dotados para él. Los mitos y los monumentos que los cristalizan eran visibles a los ojos de todos. Más bien sería la sociedad moderna quien en su incapacidad para comprender verdaderamente la alteridad - así como su propia egoidad -, disfraza esta carencia por una panoplia de expertos inútiles y sordos al diálogo, por un saber reservado a especialistas y guardado celosamente en lugares inaccesibles, y por una complejificación absurda de los datos y de los resultados. (Patrice Guinard: Las Listas de los Reyes Antediluvianos: Un documento codificado)
 

Regresar al Indice

 


Otras Fuentes


 -  SAROS - o cómo se calculan los años en la Lista de Reyes Antediluvianos

  • El Sari era un sistema de medida en el Sumer y que también se usó en Babilonia y Asiria. el sistema utiliza 60 en vez de 100.

  • Es similar a nuestro reloj de medir tiempo después de 60 segundos que conseguimos 1 minuto, después de 60 minutos conseguimos 1 hora que iguala a 3600 segundos (60*60)

  • Los sumerios llamaron esta unidad Sari. “justa como iguales” de 1 hora a 3600 . 1 Sari era igual a 3600 unidades (cualquier cosa: años, monedas, kilos de etc.)

  • La lista de los reyes sumerios y la lista de los padres de la Biblia, cuentan una vida increíble que no es razonable por ejemplo, la Biblia da a Matusalen 969 años y la lista sumeria da al rey Dumuzi 36.000 años!

  • Sin embargo, los escribanos babilónicos y asirios tenían otro sistemas de contar la edad, el Saros, un valor alternativo que era mucho un valor cercano a 18 años: para ser exacto, 18 años y 11,2 días. Esta unidad de medida alternativa, si está aplicada a estas edades, las reduce en un intervalo de lo que sospechamos el potencial de la vida humana, y la tabulación que resulta concuerda notablemente bien en su total con la incluida en la Biblia.

  • El primer conocimiento que tenemos aparte de Génesis, de una tradición similar vino a nosotros con Beroso, sacerdote de Babilonia. Alrededor 260 AC. tradujeron al griego su trabajo sobre la astrología y la astronomía, compilando en tres libros la historia de su país se basó en los archivos en el templo de Marduk, archivos que eran copias de inscripciones antiguas. Desafortunadamente, la mayoría de su trabajo han desaparecido, pero los extractos se han preservado en Josephus y Eusebius. El último puede tener sus extractos solamente indirectamente con Alexander Polyhistor y Apollodorus. De Beroso tenemos una lista de diez reyes quienes gobernaron el mundo antes del Diluvio. Con cada nombre nos dan la duración de sus reinados en unidades de medida Sari. El valor asociado a un Saros por casi todos los eruditos ha sido hoy 3600 años. El Saros no es realmente una medida simplemente de años: puede significar 3600 cualquier cosa. La cosa increíble sobre la lista de Beroso de los reyes Antediluvianos es que vivieron algunos de ellos mientras 18 Sari, que si se multiplica por 3600 daría un reinado de hasta 64.800 años! Y el período entero cubierto por estos diez reyes viene a ser de cuatro cientos mil años

 -  LISTA de BEROSO de los REYES ANTEDILUVIANOS:

 

LISTA de BEROSO de los REYES ANTEDILUVIANOS 

NOMBRE según Beroso

Lista sumeria (reyes) 

Lista sumeria (años) 

 Años traducidos por Beroso

SARI 

VALOR CORTO 
en Años 

1. ALORUS 

Elulim 

28.000 

36.000 

10 

185 

2. ALAPAROS 

Alalgar 

36.000 

10.800 

55,5 

3. AMELON 

Anmanluana 

43.200 

46.800 

13 

240,5

4. AMMENON

Amanluana 

43.200 

43.200 

12 

222 

5. AMEGALAROS 

Amangalana 

28.000 

64.800 

18 

333 

6. DAONOS 

Dumuzi 

36.000 

 

10 

185 

7. EDORANCHOS 

Anmanduranki (lista de Lagash) 

18.600 

64.800 

18 

333 

8. AMEMPSINOS 

Ansifazina 

28.000 

36.000 

10 

185 

9. OTIARTES 

Vabartutu 

21.000 

28.000 

148 

10. XISUTHROS 

?? 

20.800 

64.800 

18 

333 

Totales 

241.000 

432.000 

120 

2220 

  • Beroso nos da un período total de 120 Sari para los diez reinados antediluvianos, que por el modo común del cómputo implica un período de 432.000 años. Si permitimos el valor alternativo del Saros como 18 años en vez del valor más largo de 3600 años, esta figura de 432.000 se convierte en 2220 años. Considerando esto, en la lista de Beroso nos referimos a reinados, no a las vidas. Beroso da un plazo de 222 años para el reinado medio.

  • No hay duda de que el primer nombre que cita Beroso representa el Adán bíblico, y nos dice que "en la época de Xisuthros el gran diluvio ocurrió, " de modo que su nombre represente Noe. Observamos así de las figuras de Beroso que, en base de un valor corto para el Saros, este intervalo de (2220 años) esta en la misma orden de la magnitud que el dado en la cuenta bíblica de 1656 años. (Periodo entre Adán y Noé)

  • Los hombres vivieron hasta las edades muy avanzadas antes del diluvio y el número de generaciones de Adán a Noe era diez o menos (Traducido y adaptado de http://www.truebible.co.il/FATHERS/ )

Regresar al Indice