Noviembre 19, 2007

del Sitio Web TrinityATierra

Versión original

 


 

Rockefeller admitió que el Objetivo de la Elite era controlar a la población mundial por medio de un microchip.

El director de Hollywood Aaron Ruso da una entrevista por primera vez en profundidad y narra de forma sorprendente las conversaciones con Nick Rockefeller que incluyeron la predicción de lo que después ocurriría con las torres gemelas o la Guerra contra el terror, e incluso admitiendo que movimiento de liberación de la mujer había sido financiado desde sus albores por la familia Rockefeller.

 

Su plan final consiste en la reducción de la población mundial y conseguir que la sociedad lleve un microchip que permita su control absoluto.
 

Rockefeller “predijo” con sospechosa exactitud y detalle lo sucedido el 9/11 y las invasiones posteriores de Irak y Afganistán nueve meses antes del 9/11.

Dijo a Russo que la fundación Rockefeller había financiado el movimiento de liberación de la mujer con dos objetivos principales: obtener impuestos por partida doble (del marido y su esposa que ahora trabajaban fuera de casa) y destruir las bases de la familia, pilar de la sociedad con objeto de aumentar el control del Estado en la formación de los niños.

 

Asimismo, reconoció que el objetivo más importante de la elite mundial era conseguir una reducción significativa de la población mundial.

Russo (que murió en Agosto de este año de cáncer algunos meses después de su entrevista) era un director de cine muy conocido en Hollywood por producciones importantes como Trading Places protagonizada por Eddie Murphy, y más recientemente por producciones documentales independientes que exponían la organización criminal existente detrás del sistema de la Reserva Federal en el documental titulado De La Libertad Americana al Fascismo - America Freedom to Fascism.

Tras un video que se popularizó en EE.UU. titulado Mad As Hell comenzó su campaña para Gobernador del Estado de Nevada. Al parecer Rockefeller se fijó en él por su enorme carisma personal y quiso introducirle en los círculos de poder.

 

En su primera entrevista, Rockefeller preguntó a Russo si éste estaba interesado en ingresar en el Council on Foreign Relations (CFR) y éste rechazó la invitación argumentando que no tenía interés alguno por “esclavizar a la gente” a lo que Rockefeller preguntó por qué tenía tanto interés por lo que él denominó “siervos”.

Según narra Russo en la entrevista, éste le preguntó a Nick Rockefeller cual era el sentido que tenía todo esto,

“si tenían ya todo el dinero y el poder del mundo, más de lo que cualquiera podría necesitar” a lo que Rockefeller le contestó, “el objetivo final es tener a todo el mundo con un chip, controlar a la sociedad entera, para que los banqueros y la elite mundial puedan controlar el planeta.”

Russo narra que Rockefeller le dijo también once meses antes de 9/11, que Afganistán iba a ser invadida para obtener el control sobre los gaseoductos que atraviesan el Caspio y establecer una base en el Medio Oriente.

 

 

 

 

Rockefeller Admitted Elite Goal Of Micro-chipped Population

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También le dijo al parecer que iban a sacudirse a Chavez en Venezuela y que veríamos soldados buscando en cuevas en Afganistán y Pakistán a Osama bin Laden y que habría una Guerra contra el Terror indefinida, cuando en realidad no había un enemigo real y que todo ello era una farsa gigante.

 

Según Russo, Rockefeller no dejaba de reír y bromear mientras contaba todo ello ( lo cual indica que probablemente su sentido del humor es pésimo) Rockefeller preguntó a Russo cual era su opinión sobre el movimiento de liberación de la mujer y de qué creía él que se trataba esto.

Russo le respondió que el asunto estaba relacionado con la igualdad de derechos laborales a lo que Rockefeller le dijo riendo a carcajada limpia,

“¡Eres un completo estúpido! Déjame decirte que fueron los Rockefeller quienes financiaron esto, ya que somos nosotros quienes controlamos por complete los periódicos y la televisión por medio de la Fundación Rockefeller”

 

Esta revelación ya había sido hecha por la feminista pionera Gloria Steinem (en la foto) cuando ésta admitió que la CIA había financiado a la revista Ms. Magazine, bastión del feminismo norteamericano, como parte de una agenda que buscaba romper los modelos de la familia tradicional.

 

Al parecer, en esta conversación Rockefeller confesó que el tema que se les había ido de las manos era el conflicto Israel-Palestina lo cual les había llevado a plantearse seriamente la extrañísima idea de dar a los ciudadanos de Israel un millón de dólares a cada uno y alojarles en el estado de Arizona.

Después de conocer la completa biografía e historia del árbol familiar de los Rockefeller, es fácil imaginar que toda esta información podría ser enteramente veraz.

 

Esa es la razón por la que he publicado y traducido este artículo personalmente.