por Zecharia Sitchin

1976

Versión en Ingles

del Sitio Web Scribd

 


Querido lector:


La serie CRÓNICAS DE LA TIERRA se basa en premisas tales como: que la mitología no es una extravagancia, sino la depositaria de recuerdos ancestrales; que la Biblia debe leerse literalmente como un documento histórico-científico; y que las antiguas civilizaciones (mucho más antiguas y esplendorosas de lo que suele creerse) fueron el producto del conocimiento que trajeron a la Tierra los Anunnaki, es decir, «los que descendieron del Cielo a la Tierra».


Este primer título de la serie, El 12° Planeta, presenta pruebas antiquísimas de la existencia de otro planeta dentro del sistema solar. Se trata del planeta natal de los Anunnaki. De hecho, los datos recientes procedentes de naves espaciales no pilotadas, confirman estas pruebas y ello ha impulsado a los astrónomos a buscar activamente lo que viene denominándose como «el planeta X»


El segundo título de la serie, La Escalera al Cielo sigue el rastro de la inacabada búsqueda de la inmortalidad del hombre hasta llegar a un puerto espacial situado en la Península del Sinaí y las pirámides de Gizé que sirvieron como balizas de aterrizaje refutándose así la teoría según la cual las pirámides fueron obra de faraones humanos. Recientemente el testimonio de quien vio una inscripción falsa del faraón Khufu en el interior de la Gran Pirámide corrobora las conclusiones del libro.


La Guerra De Los Dioses Y Los Hombres narra los hechos acaecidos en los tiempos más cercanos a la actualidad y concluye que el puesto espacial del Sinaí fue destruido hace 4.000 años con misiles nucleares. De hecho, las fotografías de la Tierra tomadas desde el espacio demuestran claramente que se produjo dicha explosión.


Esta gratificante confirmación de audaces conclusiones ha sido todavía más rápida en el cuarto título, Los Reinos Perdidos. En el corto espacio de tiempo comprendido entre la finalización del manuscrito y su publicación, arqueólogos, lingüistas y otros científicos han sustituido la llamada «Teoría de la caminata por los hielos» por la «Teoría de la Costa» para explicar la llegada en barco del hombre a las Américas de modo que todos estos científicos han llegado a coincidir con las mismas conclusiones a las que llega este cuarto título de la serie.

 

Parece que los científicos, «han descubierto -como afirma un doctor de la Universidad de Yale- de repente 2000 años de civilización perdida» de modo que han corroborado las conclusiones de este libro. Los científicos, además, están empezando a relacionar los inicios de esas civilizaciones con los inicios del Viejo Mundo, tal y como se desprende de los textos sumerios y los versos bíblicos.


Confío en que la ciencia moderna seguirá confirmando el conocimiento de los tiempos antiguos.

ZECHARIA SITCHIN
Nueva York, Julio de 1960


«Existen varios factores que diferencian notablemente los bien documentados trabajos de Sitchin de todos los demás que tratan este tema. Uno de estos factores es el de sus habilidades lingüísticas, entre las cuales no sólo se incluyen varios idiomas modernos que le permiten consultar los trabajos de otros estudiosos en sus lenguas originales, sino también el de su conocimiento del sumerio, el egipcio y el hebreo antiguos, así como de otras lenguas de la antigüedad.


«Sus treinta años de dedicación a la investigación académica y personal antes de optar por la publicación han dado como resultado un trabajo minucioso y una perspectiva poco habitual, y le han permitido realizar las oportunas modificaciones, siempre que ha sido necesario. El autor ha buscado los objetos y los textos más antiguos de los que se puede disponer, ofreciendo en sus libros una gran profusión de fotografías y dibujos de tablillas, monumentos, murales, cerámica, sellos, etc. Utilizados generosamente por todas partes, nos proporcionan una evidencia visual importantísima... Aunque no pretende resolver todos los misterios que vienen desconcertando a los investigadores desde hace más de cien años, Zecharia Sitchin nos ofrece nuevas claves para la comprensión de nuestro pasado.»

Rosemary DECKER

Historiadora e Investigadora

 

 

ÍNDICE