por Mary Ann Copson

Octubre 2008

del Sitio Web EI-Resource

traducción de Adela Kaufmann
Versión original

 

Las investigaciones indican que en los Estados Unidos el 60-80% de las personas, especialmente mujeres, tienen bajos niveles de serotonina.

 

Usted no tiene que quedarse atrapados en el ciclo de baja serotonina baja de desesperanza y desesperación. Puede alterar sus niveles bajos de serotonina orquestando cuidadosamente sus alimentos, actividades y rutinas y hábitos diarios.

Usted altera su química cerebral manipular su perfil neuroquímico y afectando la fisiología de su cuerpo todos los días por lo que usted hace y lo que no come, lo que piensa, y cómo y dónde pasa su tiempo.

 

A través de sus comportamientos diarios y ambientes en los que pasa el tiempo, puede crear su perfil bioquímico y esto se refleja en las emociones, energía, pensamientos, acciones, y estados psicológicos que ya sean lo llevarán a un rendimiento máximo o bloquearán su mejor funcionamiento.

Usted tiene un enorme poder para dar forma a su mundo interior - su experiencia de vida. Lo que hace cada día, lo que come, cuándo lo come, en que actividades participa y cuándo participa en ellas, en qué tipo de entorno vive y trabaja - todo lo que hace y no hace - da forma en cómo se siente , piensa y cómo experimenta su vida.

Puede crear la gama de emociones, niveles de energía y el funcionamiento intelectual y creativo que desee.

 

Usted puede aprender a utilizar lo que hace y que no hace todos los días y cómo lo hace para crear la fuerza interior, esperanza, alegría, agilidad mental, y entusiasmo.

 

Mediante el diseño de una vida que mantenga su bioquímica en equilibrio usted puede mantener un estado de bienestar óptima vitalidad, y rendimiento.

 

Cuando usted entiende las óptimas necesidades fisiológicas del funcionamiento del cuerpo en su mejor momento, usted puede diseñar su estilo de vida para proporcionar la dieta, el ejercicio, los comportamientos, pensamientos, programación, y el medio ambiente para apoyar y nutrir este estado óptimo de funcionamiento de su cuerpo.
 

  1. Los niveles de serotonina se incrementan en una dieta rica en carbohidratos.
    Cuando usted come carbohidratos da lugar a un aumento en los niveles de insulina que actúa para marcar el comienzo del aminoácido triptófano en el cerebro. El triptófano es el precursor de la serotonina.

     

    Una y media onzas de alimentos ricos en carbohidratos (1/4 taza de avena o un pedazo de pan de masa fermentada) potenciará significativamente los niveles cerebrales de serotonina.

     

    Los hidratos de carbono más saludables a utilizar son de grano entero, bajo en carbohidratos de índice glucémico, como la cebada, la avena, alforfón y verduras ricas en hidratos de carbono como el ñame, la batata y el zapallo.

     

    Las frutas y las otras verduras tienen un efecto neutral sobre la química del cerebro.

     

  2. Coma el tipo de proteínas que favorecen la producción de serotonina.
    Estas proteínas son ricas en el aminoácido triptófano: pollo, pescado blanco con escamas, cortes magros de carne de cerdo, ternera, queso cottage, cordero, quesos bajos en grasa, leche baja en grasa y productos lácteos, la soya y las legumbres.

     

  3. Todas las actividades de meditación elevan los niveles de serotonina.
    Pase tiempo en un lugar natural como un bosque, parque, montañas, o a la orilla del mar.


    La oración, la meditación, la visualización positiva eleva los niveles de serotonina y aumenta su sensación de bienestar, concentración relajación y paz.


    Participar en prácticas espirituales baja excitación, altamente meditativas internos que le relajen. Trate de hacer actividades relajantes como hobbies o artesanías.

     

  4. Haga ejercicio que incremente su frecuencia cardíaca un poco, pero no tanto.
    Pasear, hacer yoga, natación no-aeróbica, andar en bicicleta, cuando se hace por lo menos 4 días seguidos a la semana durante un período de 60 días aumenta sus niveles básicos de serotonina.

     

  5. Tenga un ciclo de sueño regular.
    La producción de serotonina para el día siguiente requiere un mínimo de 7 horas continuas de sueño de alta calidad la noche anterior.

     

  6. Salga al sol por lo menos 30 minutos por la mañana y 2 horas durante el día.
    La luz del sol quema la melatonina producida la noche anterior. La presencia de altos niveles de melatonina consume la serotonina.

     

    La luz solar suprime la producción de melatonina y permite que sus niveles de serotonina aumenten durante el día. Sin la exposición a la luz natural adecuada los niveles de melatonina serán mayores y los niveles de serotonina serán menores.

     

  7. Coma una comida con alto nivel de proteínas que contenga triptófano seguida por un refrigerio de carbohidratos dos horas más tarde.
    Esto servirá para impulsar el triptófano persistente en el cerebro y establecer la producción de mayores cantidades de serotonina al día siguiente.

     

  8. Haga cosas que lo revitalicen y le hagan sentir bien.
    Tenga una baja actividad de mucha relajación con su familia en vacaciones o usted solo con mucho tiempo para lograr ralentizarse. Escuche música clásica, rock ligero, folklor o música fácil de escuchar.


    Visite un museo, vaya al teatro, conciertos, o vea televisión o películas sobre historias de amor, comedias y otras películas que le hagan sentir bien.


    Participe en largas y profundas conversaciones con una o dos personas. Limpie y organice su entorno. Lea libros de autoayuda, son especialmente complementarios.