traducción de Adela Kaufmann

Versión original
del Sitio Web Expak
recuperado a través el Sitio Web WayBackMachine
 
 

Las Raíces de la Humanidad


La teoría evolutiva de Charles Darwin pudiera ser discutida por algunos, pero sus conclusiones básicas son apoyadas fuertemente por estudios científicos modernos. Es bien sabido, por ejemplo, que los cromosomas de los hombre-monos (chimpancés, gorilas, etc.) son muy similares a los del hombre mismo, diferenciándose, de hecho, solo muy levemente, sugiriendo así una relación genética.

(A manera de fuente, usted querrá leer de Dorothy A. Miller, en la revista Science magazine, Vol. 198, Pág. 1116.)

 

 


 

 

El estudio de la sangre (humana) se llama hematología.


Igual de interesante como los cromosomas es un examen de los tipos de sangre, los alelos ABO llamada y los alelos MN. La mayoría de nosotros, por ejemplo, conocer nuestro tipo de sangre en el sistema ABO, es decir, un positivo, A-negativo, B positivo, B negativo, O-positivo, O-negativo, AB positivo, AB-negativo. (El positivas o negativas se refieren al factor de los llamados Rhesus).

Las personas con sangre tipo O son llamados donantes universales, ya que puede dar sangre a cualquier persona que tenga cualquiera de los tipos de sangre A, B, O y AB. Las personas con sangre del tipo AB en el otro lado, puede dar sangre solamente a las personas con sangre del tipo AB. Una persona con sangre del tipo A no puede dar sangre a una persona con sangre del tipo B, y viceversa.

Esto significa que un keniano con sangre del tipo A puede donar sangre a un noruego con un tipo de sangre A, pero un noruego pariente cercano con sangre del tipo B no puede.
 

 


ABO Orígenes
Teniendo en cuenta los hechos anteriores, el tipo sanguíneo AB y O parecen haber alguna forma de combinación de A + A, A + B o B + B (AB como exclusiva y O inclusive) - mientras que A y B en sí mismos, grupos originales deberán estar separadas . Sólo si el padre y la madre son A y B o B y un tipo de sangre puede el niño presenta alguno de los grupos sanguíneos humanos A, B, AB y O.

Esto niega la teoría actual de que O es el tipo de sangre original, sobre todo porque los hombre-mono tienen poco o ningún tipo de sangre O y no el tipo de sangre AB. Es muy probable que A y B sean los originales.
 

 


El hombre-mono

  • 28 estudios independientes muestran que los chimpancés tienen los grupos sanguíneos A y mínimo O, pero nunca B.

  • 8 estudios independientes muestran que los gorilas tienen el tipo de sangre B y O mínimo, pero nunca A.

  • No existe ningún tipo de sangre AB en ninguno de los hombres-monos!
    (Jakob Schmitt, Pruebas Immunbiológicas en Primates; S. Karger, Nueva York y Basilea, 1968).

Pero el hombre tiene tanto A y B y el grupo sanguíneo AB, así como mucho O.

Lo mismo es válido para el tipo de sangre de MN, que es un antígeno de sangre diferente. El hombre es ambos, M y N, o el tipo de sangre MN mientras que los chimpancés y los gorilas reaccionan exclusivamente a estos tipos. (Según Schmitt, las reacciones de los chimpancés son 00.16 a la mucosa humana Anti-M, y 10.00 al Anti-N, mientras que las cifras de los gorilas son exactamente al revés, con 10,00 a Anti-M y 00,64 a Anti-N).

Por lo tanto, M y N deben haberse combinado.

Charles Darwin (ver El origen de las especies) escribió que,

"era probable que África estaba habitada por monos extintos, estrechamente relacionados con el gorila y el chimpancé, y como estas dos especies son los aliados más cercanos del hombre, es algo más probable que nuestros progenitores vivían en el continente africano".

Por otra parte, como señala Philip Van Doren Stern, prehistórica de Europa (WW Norton & Co., NY, 1969, p. 28):

"Es interesante observar que el australofitecines (precursor del hombre) vivía al este y al sur de la zona actualmente habitada por los
gorilas y los chimpancés."

A + B = ¿usted y yo?

Por lo tanto, sospecho que aquí podemos adivinar quienes eran Adán y Eva, es decir, tal vez el hombre se desarrolló en dos líneas separadas desde los hombres- simios o que evolucionaron a partir de una combinación de estas dos líneas separadas, en algún lugar del camino.

¿Hizo usted la misma conexión?
 

 

 


A + B = Usted y yo

Hay pruebas convincentes en la distribución mundial de sangre para dos grupos separados en la evolución humana, representados tal vez por el hombre Cro-Magnon, por un lado y por el hombre de Neanderthal en el otro lado.

Como ha sido señalado por Lars Beckman (Una contribución a la antropología física y genética de poblaciones de Suecia: Lund, 1959, Pág. 21):

"La primera raza europea se caracteriza por un alto por entaje de Rh-negativos, una muy baja frecuencia-B y una frecuencia relativamente alta de A2… probablemente alguna conexión con el Hombre Cro-Magnon postglacial… La raza asiática se caracteriza por una alta frecuencia de A1 y B y una baja frecuencia de Rh negativos..." (es decir, tal vez alguna conexión con el hombre de Neanderthal).

Por favor Observe: Como ha sido señalado por Herberdt Wendt, (En busca de Adán, Houghton-Mifflin: Boston, 1956) a pesar de la históricamente infundada y falsa mala reputación del hombre de Neanderthal, su capacidad craneal ", era increíblemente grande, 1300-1650 cc. en comparación con un rango de 1100-1700 para los hombres varones modernos europeos ".
 

 


Los diestros y los zurdos
La imparcialidad es otro punto de evidencia de dos grupos separados del Hombre. Baste decir aquí que el Homo erectus, un precursor del hombre - no se encuentra en Europa – era diestro, al igual que los Neandertales. Los antiguos hombres Cro-Magnon, pintores de cavernas de Europa fueron casi con certeza zurdos. (Véase Philip Van Doren Stern, Europa Prehistórica.)

Teniendo en cuenta esto, nuestra visión de los zurdos, especialmente en Europa continental, es superstición.
 

 


Gigantes y enanos
En términos del tamaño de nuestros predecesores, también hay evidencia de dos grupos de seres humanos en la antigüedad.

Como J. Bronowski escribió en su maravilloso libro, El ascenso del hombre (Little, Brown & Co.: Boston, 1973, Pág. 38),

"Un primo del hombre" supuestamente "no en línea directa hacia nosotros, es un fuertemente construido Australopithecus robustus, que es vegetariano .... Su primo en la línea hacia el hombre es más liviana - de manera visible en la mandíbula - y probablemente un carnívoro ... una criatura pequeña, que estando de pie mide sólo cuatro metros de altura. " (Australopithecus africanus)

Herberdt Wendt, en su libro En busca de Adán - In Search of Adam (1956. Notas 17, p. 362, p. 487) escribe a este respecto:

"Parece que en el último período glacial al menos dos razas culturalmente creativas habían vivido en Europa... Gigantes y enanos... Parece que han vivido en el mismo tiempo y en los mismos lugares. ¿Cuál de ellos fue el Adán real?"

En términos de cultura, Philip Van Doren Stern en la Europa Prehistoria - Prehistoric Europe (1969) escribe que,

"También hay una excelente posibilidad de que la temprana Europa estuviera poblada, por tiempos, no sólo por los constructores de hachas de mano, sino que también por un pueblo diferente y más primitivo, los fabricantes de herramientas tajadas y de tajar, quienes astillaban piedras y accidentalmente produjeron hojuelas en lugar de hojuelas cuidadosamente hechas de piedras.”

Otro investigador escribe que se dice que el registro cultural del Pleistoceno, en definitiva, muestra "dos tradiciones culturales", Jacquette Hawkes en la Europa Prehistórica (Volumen I de la Historia de la Humanidad de la UNESCO: Londres, 1963).

Ella afirma, además,

"mientras que los contactos más adelante entre las herramientas de hojuelas y los fabricantes de hachas de manos en Eurasia, sin duda alguna dieron lugar a la mezcla y la transferencia de rasgos culturales, hay buenas razones para creer que en este momento (antes del hombre de Neanderthal), las dos poblaciones eran distintas... "

Todos estos hallazgos apoyan la especulación de H.V. Vallois de que, efectivamente, pudiera haber sido una "segunda línea" de la evolución de la humanidad (citado por Wendt, En busca de Adán, Pág. 362, Nº 17).

Espectaculares hallazgos de gigantes como cráneos humanos fueron encontrados en Java, lo que Franz Weidenreich publicar una teoría de que una raza de gigantes prehistóricos existió una vez ... y que estos gigantes parecían representar una etapa de transición de gorila hacia el hombre (Informe del 9 de mayo de 1944 a la Sociedad Etnológica Americana: Monos, Gigantes y el Hombre, Chicago, 1946).

Wendt mismo escribe que,

"Parecía como si hubieran habido acontecimientos muy extraños en la evolución general de la humanidad antes de la aparición, hace algunos 150.000 años, de las dos formas claramente distinguibles del típico espécimen Neanderthal y el Homo sapiens de la Edad de Hielo. En Palestina... cerca de Nazaret, 18 restos de humanos primitivos fueron desenterrados...

Se parecían al hombre de Neanderthal, pero por un lado, sus cráneos eran mucho más primitivos y por el otro sus miembros eran mucho más modernos. Una mujer... de sólo cuatro pies nueve pulgadas de largo, mientras que un hombre... era un pie más alto. Además de los cráneos de Neanderthal se encontraron otros tipos, con la frente alta, occipital bien redondeado, y barbillas pronunciadas. "

Espectaculares hallazgos de cráneos humanos de lo que parecían ser gigantes fueron encontrados en Java, lo que condujo a Franz Weidenreich a publicar una teoría de que una raza de gigantes prehistóricos existió una vez ... y que estos gigantes parecían representar una etapa de transición de gorila a hombre (Informe del 9 de mayo de 1944 a la Sociedad Etnológica Americana: Monos, Gigantes y el Hombre, Chicago, 1946).

Wendt concluye en En busca de Adán:

"¿Se dividió la humanidad en dos grupos bajo la influencia de condiciones meteorológicas de esta época fatal ...?"

 



Distribución Mundial de Tipos Sanguíneos Humano ABO por Poblaciones
 

 

Los gráficos están basados en las cifras de L. Beckman
'Una Contribución a la Antropología Física y Genética de la Población de Suecia’
Lund, Suecia, 1959

 


 


Poblaciones Mundiales y Grupos Sanguíneos

El estudio de la antigüedad de la humanidad - es decir, la historia SUYA y la mía, es cada vez más una ciencia interdisciplinaria. Los resultados de una rama de la investigación deben soportar la carga de la prueba exigida por los resultados derivados de la otra rama de estudio.

Por ejemplo, independientemente de lo que pudieran ser los resultados de la investigación lingüística y arqueológica, serán cada vez más estudiados por otras ramas de la ciencia, que no tratan en (lo que es a menudo sólo) los dictámenes académicos, sino en hechos irrefutables. Uno de esos grupos de hechos que se relaciona a los orígenes y la dispersión de la humanidad y sus lenguas en todo el planeta - son los datos de la sangre.

Las teorías sobre las antiguas culturas y el debate sobre las migraciones de los pueblos antiguos, cada vez más tendrán que ajustarse a los datos de sangre provistos por las ciencias físicas.

 

Nosotros, que vivimos en este mundo del ADN sabemos que nuestra VERDADERA historia está grabada de forma indeleble en nuestros genes - y en esta era tecnológica, estamos cada vez más en condiciones de leer nuestro pasado, simplemente en la química de nuestro cuerpo. O, para decirlo en otras palabras, llevamos las respuestas a viejas preguntas sobre los orígenes del hombre DENTRO DE NOSOTROS.


La llamada "reserva genética" es reconstruible hasta muy atrás en el pasado.

Por lo tanto, he aquí una gráfica que presenta hechos inevitables. No son las opiniones de académicos bien intencionados ni son objeto de desafío o de cambio. Simplemente existen.

Por lo tanto, las teorías sobre las antiguas culturas y lenguas que no se ajusten a estos hechos no pueden ser verdad, y sólo aquellos que se ajusten a estos hechos pueden ser ciertos, aunque un acuerdo no garantiza que sean verdaderas.

 

 

 

 


La respuesta correcta se encuentra en el texto de la página Web de abajo.

¿Ha intentado conseguir la solución correcta? ¿Cómo leer los números de arriba a abajo? Las probabilidades de acertar en todos son astronómicas - a menos que sea un especialista en el campo de los grupos sanguíneos.

La solución correcta es, correr de arriba hacia abajo en el cuadro anterior: 10-1-11-3-9-6-8-2-5-4-7

Hubo algunas sorpresas, ¿verdad?

Los peores resultados fueron probablemente obtenidos por los lingüistas y arqueólogos - cuyas teorías prevalecientes simplemente NO COINCIDEN con la evidencia de las ciencias físicas. La razón de esto es clara. La arqueología formas sus teorías basadas en lo que cavan y esta es una empresa bastante casual, que se basa mucho en el azar.

 

La lingüística, hasta ahora, está todavía en sus zapatos de bebé, y muchas de las llamadas "reglas" que han desarrollado algún día serán puestas a prueba en equipos - utilizando las hipótesis derivadas - y yo, por una parte, dudo de que muchos de ellos funcionen - al menos no en el sentido histórico.

Nuevas direcciones en, por ejemplo Nostrática, apoyan esta opinión.

La dendrita utilizada aquí es un método matemático de llevar TODAS las interrelaciones en una línea ramificada contigua. Esto demuestra hasta qué punto cada grupo de personas es del otro (es decir, la longitud de las líneas es también calculada matemáticamente y significativa). Las líneas de puntos significa que la relación es clara, pero que en la distancia exacta es, todavía, matemáticamente incierta.

Aquí es cómo se ve la gráfica dendrita completa:

 

 

 

 

 

 

La dendrita completa nos dice claramente cómo el hombre desarrolló y cómo se dispersó por toda la Tierra, comenzando en África, desplazándose hacia el norte y luego ramificándose hacia el Este y Oeste.

 

De hecho, esto se ajusta con los datos topográficos, ya que los Alpes y las montañas de Asia presentaban obstáculos insuperables en los tiempos antiguos. Es decir, la dirección de la dispersión corrió básicamente a través del antiguo camino Amber, a través de las llanuras del Mar Negro hasta el Báltico y desde allí en todas las direcciones.

Esto también se ajusta al hecho de que las lenguas bálticas son las lenguas indo-europeas más antiguas - y, puesto que BALT en letón significa "blanco" (las antiguas inscripciones BALT en fenicio antiguo están mal transcritas como BA’AL), vemos que aquí la línea básica entre las razas más blancas de piel pálida del norte y sus vecinos de piel más oscura en el sur.

El eje se encuentra en el camino de África hacia el mar NEGRO y desde allí hasta el mar BÁLTICO ( "mar de los blancos"). Los árabes, como lo demuestran los datos de sangre, entonces, deben ser una mezcla de tribus blancas y africanos - (como tal vez narrado en la Biblia - es decir, Abraham y su 2 ª esposa).

Los estudiosos orientales y egiptólogos eventualmente tendrán que tomar estas distribuciones de los grupos sanguíneos en cuenta, sobre todo porque los grupos sanguíneos de los egipcios y los hebreos simplemente desafían todas las teorías actuales académicas sobre los orígenes de los faraones y los hebreos, también en la lingüística, la arqueología, la religión y la etnología.

Nada podría ser más claro de estos datos, que los hebreos y los egipcios tienen un origen sanguíneo casi común y que sus orígenes geográficos se encuentran en las amplias extensiones del norte de Euroasia, entre una población lingüísticamente cercana y pariente de sangre de los letones y los pueblos vecinos y dialectos.

O, como se ha dicho con tanta frecuencia, la clave puede encontrarse en la conexión Kurgan, incluyendo el sánscrito, el tocario, etc.