por Richard Alan Miller

1992
Actualización 07/07/2003

del sitio Web NewPhysics

traducción de Adela Kaufmann
versión original

 

 

 

Desde el tiempo de Dionisio al tiempo de Platón, las culturas del mediterráneo consentían a la doctrina que afirmaba la existencia de un orden de última realidad que está más allá de la aparente realidad.

 

Esta realidad "paranormal" era accesible a la conciencia sólo cuando las "rutinas normales" de datos procesos mentales eran dislocadas. Fue el alumno de Platón, Aristóteles, que cambió el juego de su maestro, separando las físicas de las metafísicas. El temple filosófico de nuestra presente civilización, siendo científica y técnicamente orientado, es básicamente Aristotélico.

Ninguna tal figura racional como Aristóteles se levantó en el Oriente a una posición de igual eminencia. Debido a esta y a otras razones, anatomistas indios y zoólogos que eran sin duda alguna tan curiosos como los griegos acerca de los orígenes de la vida, y hábiles en disección, no se sentían compelidos a preparar sus disciplinas en oposición a las metafísicas.

 

Las Filosofías físicas y metafísicas permanecieron unidas como gemelos Siameses. Como resultado, la disciplina que se volvió medicina en el Oeste evolucionó a un sistema conocido como el Yoga Kundalini en la cultura hindú.

En las condiciones Occidentales, el Yoga Kundalini puede entenderse mejor como una declaración biológica contenida dentro del lenguaje de la metáfora poética. En condiciones muy simplificadas, el sistema hace el esfuerzo de unir las entidades del cuerpo y la mente, que parecen dispares. Es una doctrina muy complicada; el sistema anima que el practicante progrese a través del control de varias etapas, llamadas Chakras, o coordinación de mente-cuerpo. Un sexto, asociado con la clarividencia y telepatía, se llama el Ajna.

El sitio fisiológico de este sexto Chakra, el Ajna, está localizado en el centro de la frente. Es simbolizado por un ojo – el llamado tercer ojo, el ojo interno, o el ojo de la mente. Cuando este ojo se abre, una nueva y completamente diferente dimensión de realidad se revela al practicante de yoga. Los estudiosos occidentales, cuando primero encontraron esta literatura, tomaron el tercer ojo como una metáfora apropiadamente poética y nada más.

No fue hasta mitades del siglo diecinueve, cuando llegaron a ser explorados el subcontinente de Australia y su territorio circundante, que se centró una agitación de interés en un lagarto nativo al área, el tuatara (Sphenodon punctatum).

 

 

 

 

Este animal poseía, además de dos ojos absolutamente ordinarios, localizados a cada lado de su cabeza, un tercer ojo enterrado en el cráneo que fue revelado a través de una abertura en el hueso, cubierto por una membrana transparente, y rodeado por una roseta de escamas.

 

Fue inequívocamente un tercer ojo, pero en la disección demostró ser no-funcional.

Aunque este ojo todavía poseía la estructura de un lente y una retina, se encontró que éstos ya no estaban en buen estado de funcionamiento: también faltaban las conexiones neurales apropiadas al cerebro. La presencia de este ojo en el tuatara todavía es un enigma para los evolucionistas actuales, ya que casi todos los vertebrados poseen una estructura homóloga en el centro de su cráneo.

 

Está presente en muchos peces, en todos los reptiles, pájaros, y mamíferos (incluso el hombre).

 

Esta estructura es conocida en la literatura de hoy como la glándula pineal.

La glándula está formada como un cono de pino de púa situado profundamente en el medio del cerebro, entre los dos hemisferios. Los estudios empezaron a determinar, entonces, si este órgano era una verdadera glándula de función o meramente un órgano rudimentario de la vista, una reliquia de nuestro pasado reptil.

 

En 1959, el Dr. Aaron Lerner y sus socios en la Universidad de Yale encontraron que la melatonina (1), una hormona fabricada por la glándula pineal, era creada a través de la acción de ciertas enzimas en un químico precursor que debe pre-existir en la pineal, para ser transformado en melatonina. Este químico precursor resultó ser la serotonina (2).

Fue E.J. Gaddum, profesor de farmacología en la Universidad de Edimburgo el primero en notar una conexión entre la serotonina y estados mentales del ser.

 

En un papel publicado en 1953, él señaló el hecho que el LSD-25 era un potente antagonista a la serotonina. La serotonina no es un químico inusual en la naturaleza; se encuentra en muchos lugares - algunos de ellos raros, como las glándulas salivales de los pulpos, otros ordinarios; abunda en las plantas como los plátanos, higos, y ciruelas.

¿Cuál, entonces, es su función en el cerebro humano?

La tarea de explorar el papel jugado por la melatonina, y su precursor, la serotonina, fue emprendida por un bioquímico, Julius Axelrod. Él encontró que la melatonina suprimía la sexualidad fisiológica en los mamíferos. Si se estimularan animales de prueba para fabricar cantidades excesivas de melatonina, sus gónadas y ovarios tenderían a reducirse en tamaño, encogerse, atrofiarse.

 

El estrous o ciclo de fertilidad en las hembras podría igualmente alterarse experimentalmente por las dosis de melatonina.

Ahora dos funciones de lo más curiosas han sido atribuidas a la glándula pineal, el tercer ojo de la mente:

  1. Se ha establecido ahora que este órgano producía un químico que estaba, indirectamente por lo menos, asociado con estados psicodélicos

  2. También produjo un químico que suprimía la sexualidad funcional

La literatura de misticismo religioso en todas las edades y todas las sociedades ha visualizado la pasión mística de éxtasis como ser, de algún modo, antagónica a, o en competencia con, la pasión carnal.

Axelrod y sus colaboradores también descubrieron otro hecho increíble: la glándula pineal produce su químico según un golpe regular oscilante, la base de este golpe es el llamado ritmo circadio. Ellos encontraron que el pineal respondió de alguna manera a condiciones de luz, que alterando las condiciones de luz ellos podían extender, contraer o aun estabilizar los ritmos de producción química de la glándula pineal.

El hecho que la glándula pineal responda a la luz, aun cuando esta contestación es indirecta, por medio del sistema nervioso central, tiene algunas aplicaciones conceptuales fascinantes y de largo alcance. Hay muchos cambios conductuales que se apoderan de los animales al cambiar las estaciones, y que pueden ser producidas fuera de estación, en el laboratorio, simulando el arco de luz de día artificial apropiado.

¿Tales cambios estacionales en humor y conducta persisten en los humanos?
 

Los grandes días santos religiosos de todas las creencias tienden a agruparse alrededor de los tiempos de los solsticios y equinoccios. ¿Es posible que la glándula pineal humana responda a estas alteraciones en la longitud de la luz del día? Cambiando el balance de neuro-humores en el cerebro pueden efectuar una mayor incidencia de estados psicodélicos, quizás, en ciertos individuos susceptibles, sólo en estos momentos cruciales.

 

Esta posibilidad proporciona una completamente nueva dimensión potencial a nuestro entender secular de la experiencia religiosa.

La glándula pineal ha sido vista como un tipo de reloj biológico, uno que actúa como un tipo de sistema de acople; quizás manteniendo las relaciones de las fases dentro de un sistema multi-oscilador; coordinador de las fases para los múltiples bio-ritmos. La pineal es un "ojo cósmico”; es consciente del ritmo celestial. "Sintoniza" nuestra bioquímica a esos ritmos sutiles, no observados por el ojo normal, como son los cambios estacionales y cambios lunares en vez de diurnos.

 

La serotonina puede ser vista como el "control de intensidad” del cerebro. Al incrementarse el nivel de serotonina, también se incrementa el nivel de activación de la corteza.

Una fuerte sospecha ha caído ahora en la serotonina como uno de los agentes del principio de la experiencia psicodélica. Los estudios revelan que el LSD-25 golpea como una guerrilla química, entrando rápidamente en los gránulos receptores en las células del cerebro, y saliendo luego de un tiempo muy corto, quizás diez a veinte minutos (en los animales).

 

Cuando el volumen de LSD-25 ha dejado los gránulos receptores, es reemplazado por lo que parecen ser cantidades excesivas, o super-normales de serotonina. La LSD-25 crea lo que se llama un "efecto de rebote", como un resorte comprimido demasiado. Cuando el LSD-25 deja el sistema, la serotonina salta hacia atrás y sobre-compensa.

Para la mayoría de nosotros, la mayoría del tiempo nuestro mundo es un ambiente Darwiniano. Nosotros debemos manipularnos dentro de él, o intentar manipularlo para sobrevivir. Éstas necesidades de supervivencia tienden a colorar nuestra apreciación de este mundo, y estamos haciendo continuamente juicios sobre él. Algunos de estos juicios son basados en la experiencia personal anterior, otros son proporcionados por la cultura.

 

Este "sistema de reconocimiento” es uno de los elementos interrumpidos por el estado psicodélico.

Permanece la pregunta principal concerniendo a los estados psicodélicos: ¿Cuánta interrupción puede tolerar el sistema?

El problema de cómo mantener una cierta locura, funcionando al mismo tiempo a la eficacia máxima ha capturado ahora la atención de muchos psiquiatras. Parece haber un punto en el cual la “locura creativa” de Edgar Allan Poe se vuelve degenerativa, impidiendo la función en vez de estimularla.

A la luz de este análisis, un chamán puede ser visto como desacoplando su bio-sensor interno de las entradas universales. Él se va a la "deriva”, donde es apresurado hacia nuevas proporciones de señal-ruido. Los rituales particulares están arreglados para desconectar al chamán de su ambiente social y cósmico. Esto se hace a través del uso ritual de alucinógenos; ellos de-sincronizan sus ritmos interiores.

 

Esta de-sincronización produce más ruido en su conciencia. También expande esa conciencia. Los rituales están diseñados de manera que contienen elementos que se enfocan o sintonizan ese "ruido" y dirigen la conciencia expandida.

El hombre es único en virtud de poseer intuiciones acerca del alcance del misterioso universo que habita. Él ha ideado para sí toda clase de instrumentos para demostrar la naturaleza de este universo. Los principios del entendimiento científico del ritual chamanístico y la función del tercer ojo le proporcionan nuevas y poderosas técnicas al hombre para la exploración.

Esto le permitirá penetrar los inmensos espacios interiores, donde la historia de millones de años de recuerdos se encuentra enredada entre las raíces del ser primordial.

 



Referencias

(1) la sustancia química melanina es el pigmento que oscurece el color de la piel. Está ubicada en células especializadas, esparcidas a través de la más capa de piel más superficial. Se ha encontrado que la Melatonina es la sustancia responsable de causar la reducción de células productoras de melanina.
(2) La serotonina es de la misma serie química de alcaloides del índole que incluyen las drogas psicodélicas como la LSD-25, la psilocibina, D.M.T. y bufotenine. La hormona serotonina también es conocida como 5-hydroxtryptamine.

 



ADDENDUM

 

06-01-92
Este papel fue originalmente escrito en 1975 para varias publicaciones científicas, y se reimprimió EN EL CONTINUO (Vol.II, No.3) en 1978. En ese tiempo, yo hice un descubrimiento muy importante que se agregó a la serie de LA CÁBALA HOLÍSTICA. Yo pensé, PARA COMPARTIR ESE DESCUBRIMIENTO EN ESE TIEMPO, COMPLETAR MIS PENSAMIENTOS CON ESTE TEMA:

En 1979 yo estuve en un accidente muy serio donde fui aplastado entre una pared de ladrillo y un automóvil fuera de control. Mi rodilla izquierda fue aplastada, el nervio parental fue separado en la rodilla. ¡Iba a perder mi pierna! Yo pospuse la cirugía, hice algunos rituales específicos con el Kundalini y mi "tercer ojo", y tengo ahora una completa regeneración de tejido del nervio – algo que hasta ahora, la medicina de corriente principal consideraba como físicamente imposible.

Aquí está cómo lo hice:

Hay un "frío" que corre hacia arriba (Gopi Krishna), o hacia abajo (Sri Aurobindo) de la espina en ciertos momentos de la semana. Usted puede, en algunas situaciones, realmente inducir este evento. A veces, usted puede hacer que tiemble todo el cuerpo. Éste es el aspecto físico del Kundalini. En un plano físico, hay una serie de pequeños nervios fillia que salen de la espina dorsal - casi como una "escalera de mano".

El "frío" es una onda EM (electromagnética) que está viajando hacia arriba (o hacia abajo) de la espina, cuando cada nervio fillia comienza a oscilar. ¡El hecho más interesante sobre esto es que la frecuencia del campo EM está en la región visible de luz! Esto es a lo que la mayoría de las religiones se refieren como "La Luz".

 

¿Y que es lo que está en la misma cima de este onda continua de luz? ¡La glándula pineal!

 

 

             

 

 

Ahora, si usted estimula la glándula pineal regularmente - hagámoslo 3 veces cada día - lo que pasa luego es maravilloso.

 

La glándula pineal es "sensible a la luz", ya que su función primaria es entender cómo regular ahora el cuerpo, para los cambios de estación (salud). Esto estimula tanto la glándula pineal que manda una señal hacia abajo, a la cavidad neural. La cavidad neural, claro, conecta a la glándula pineal en un extremo y con el tálamo en el otro....

Lo que pasa es que un oscilador resonante de la cavidad está instalado en la cavidad neural, haciéndolo modificar la célula glial que normalmente fabrica. Si hay suficientes oligoelementos minerales en su dieta, esta cavidad neural estimulada realmente creará verdaderas células nerviosas, en vez de aquellas asociadas con la envoltura (glial). ¡Si usted toma un oligoelemento mineral y hace este ejercicio, usted puede regenerar el tejido nervioso!

El proceso real tardó unos 5 meses de meditación diaria, ya que la consistencia real de tejido nervioso es un poco como aquel de la Vitamina E - muy viscoso y lento para viajar hacia la parte inferior de mi sistema nervioso central, hasta mi rodilla. Ya no tengo pérdida de tejido nervioso de ninguna clase. Esto fue documentado por la Clínica 7 (Clínica de Dolor) en la Universidad de Washington en 1980.

 

Camino ahora normalmente, aunque todavía tengo algunos problemas estructurales.

Esto es solo una aplicación de los principios perfilados en este papel.

 

La serotonina también puede ser considerada una "Puerta" para acceder a otras dimensiones no accesibles a la conciencia “normal".