Enero 27, 2011
del Sitio Web PreventDisease

traducción de Adela Kaufmann
Versión original

 

 

 

La siguiente investigación demuestra alguna evidencia de que el tiempo está limitado al reino físico y que no hay tiempo en la realidad más grande. Su visión de la realidad es única y es suya propia.

En Conexiones a través del tiempo, Número 3: 04-junio, 1999, "Intuición Precognición - Información desde el Futuro", los investigadores sabían que ha sido claramente demostrado que la información acerca del futuro puede ser compartida con el presente.

A su juicio, la confirmación de los estudios independientes fueron fundamentales para demostrar la realidad de la precognición.

El grupo de Investigación de Anomalías de Ingeniería de Princeton (PEAR) llevó a cabo una serie de estudios sobre si la gente puede saber acerca de los eventos antes de que sucedan.

"Sus resultados confirman que ... muchos de los fenómenos que se conocen como" anomalías" son una parte normal de la forma en la que funciona el universo.

¿Por qué el universo permite que sea recuperada información desde el futuro? ¿Por qué no?

La investigación científica ha demostrado que la información sobre el futuro puede ser compartida con el presente... PEAR ha duplicado los iniciales experimentos SRI Visión Remota, incluyendo predicciones acertadas de los sitios de destino antes de que fuesen elegidos al azar, es decir, precognición.

PEAR llama a su trabajo "Percepción Remota" y mostraron probabilidades contra el azar que van desde el rango 1 de cada de cada millón a 1 de un trillón. Los detalles se encuentran aquí .

Un concepto del trabajo precognitivo concluye que,

"Los resultados generales no dan cabida al azar en el orden de 10E-10."

A su conclusión respecto a la replicación, utilizando su base experimental de datos, le sigue de un documento titulado, Percepción Remota precognitiva: Replicación de Visión Remota (Precognitive Remote Perception: Replication of Remote Viewing):

Por lo tanto, estas bases de datos, que comprenden una de las mayores acumulaciones de experimentos relevantes llevados a cabo bajo protocolos experimentales coherentes y bien controlados, ya han aportado pruebas sólidas de que los resultados en lo experimentos SRI/SAIC Visión Remota pueden ser replicados en diseños independientes, pero diseños esencialmente similares.

La conciencia humana (y el subconsciente más sutil) tiene capacidades mucho mayores de lo que había sido imaginado por la ciencia. La ciencia ahora ha demostrado esta capacidad y está muy insegura sobre cómo proceder.

Helmut Schmidt, diseñó una máquina para probar la existencia de la precognición.

La máquina tenía cuatro lámparas de diferentes colores, que fueron los "objetivos". Los participantes trataron de predecir cuál lámpara se encendería a continuación pulsando uno de los cuatro botones. La máquina fue diseñada de manera que el objetivo se mostrase completamente al azar. Poco después de pulsar, una de las lámparas se encendería para indicar si el participante había adivinado correctamente. Los contadores en la máquina registran el número de intentos y el número de golpes correctos.

Schmidt probó aproximadamente con 100 personas. Se encontró que unos cuantos individuos fueron capaces de predecir correctamente el objetivo mucho más a menudo de lo que cabría esperar por azar.

Schmidt diseñó un segundo experimento en el que los participantes tuvieron la opción, ya sea de predecir constantemente cual lámpara se encendería a continuación (para obtener una puntuación más alta), o elegir constantemente una lámpara que ellos pensaran que no sería la próxima en encenderse (con el objetivo de una puntuación baja). 20.000 ensayos fueron realizados en total.

 

El número de predicciones acertadas fue de 410 por encima de lo que cabría de esperarse por azar, lo cual son mayores probabilidades que 10 a la potencia de 10 contra el azar (Hansel, 1980).

El Dr. Bierman es un profesor universitario, laboratorista de computación de la Universidad de Cambridge, compañero y director de estudios en la Universidad de St John, Cambridge. Director de estudios en la Universidad Sussex de Sidney Sussex, Cambridge. Haga clic en el vínculo en azul para ver más detalles.

El Dr. Bierman estudió precognición haciendo que los sujetos participaran en experimentos de escáner cerebral. Se escaneó los cerebros de los sujetos mientras se les mostraban imágenes mezcladas al azar, algunos emocionalmente estimulantes (ya sea violentos o eróticos), y otros neutrales. El resultado fue que sus cerebros estaban reaccionando a las imágenes antes de que les estuvieran siendo mostradas.

iRMf es un tipo de escáner cerebral utilizado para resaltar la actividad de las células cerebrales que dan lugar a percepciones y emociones. A menudo es utilizado para medir las reacciones emocionales a estímulos específicos. Donde la investigación de Bierman difiere de los estudios convencionales es que él está interesado en la respuesta emocional antes de que el participante sea sometido al estímulo.

Fueron escaneados los cerebros de diez participantes mientras se les mostraban imágenes mezcladas al azar, algunas emocionalmente estimulantes (ya sea violentas o eróticas), y otras neutrales.

Los escaneos IRMf fueron analizados para buscar una reacción de algún tipo. Bierman encontró que las áreas del cerebro que respondieron a estímulos emocionales reaccionaron unos 4 segundos antes de que les fueran presentadas las imágenes - y que esta reacción era mayor cuando la imagen era emocionalmente estimulante. Este fenómeno ha aparecido con frecuencia en existentes investigaciones publicadas.


Uno de los libros más influyentes sobre el tema del tiempo fue la obra Guerras del Tiempo (Time Wars) de Jeremy Rifkin. En este libro, publicado por primera vez en 1989, Rifkin estableció un paralelismo entre la forma en que tratamos el medio ambiente (como un recurso para ser manipulados y dominados) y la manera en que tratamos el tiempo (como un recurso para ser manipulados y dominados).

Abogó por la gente que él llama herejes del tiempo , y tomaba en cuenta en ese grupo a todo tipo de personas que desafiaban las nociones existentes del tiempo, incluyendo profesionales de la salud holística, agricultores orgánicos, alumnos y maestros del hogar, amantes de la cocina lenta, simplen defensores vivientes, etc.

Él describe a esta gente como buscando una,

"Unión más empática con el ritmo de la naturaleza."

Muchos de los problemas que nos aquejan a nosotros tienen que ver con nuestra firme creencia en la realidad del tiempo artificial.

  • El Tiempo Natural se desliza de una fase a otra gradualmente en lugar de tener un borde abrupto, como una campana que suena al final de una hora de clase. Y el tiempo natural es cíclico . Circula claramente a través de diferentes fases, de brillante a oscuro, de invierno a verano, de mayor a menor, y siempre retorna.
     

  • El Tiempo artificial es medido como si cada unidad fuese exactamente la misma. Cada día ocupa el mismo espacio en el calendario. Cada hora en un planificador semanal que es adjudicado a una sola línea. Esto perpetúa la idea de que el tiempo es un recurso que en realidad puede calcularse y administrarse.

Todos hemos experimentado minutos que parecieran extenderse por una hora y horas que corren en un minuto. El tiempo Natural tiene ritmo y flujo , pero no es exacto . Los narcisos florecieron el 1 de marzo este año, pero lo hicieron el 27 de abril el año pasado y el 3 de marzo del año anterior.

 

El mecanismo que controla el reloj interno de 24 horas de todas las formas de vida, desde las células humanas hasta las algas ha sido recientemente identificado por los científicos.

La investigación No sólo proporciona datos importantes en problemas relacionados con la salud vinculados a individuos con relojes perturbados - tales como los pilotos y los trabajadores por turnos - también indica que el reloj circadiano de 24 horas encontrado en las células humanas es el mismo encontrado en las algas y se remonta atrás millones de años hasta la vida primitiva en la Tierra.

Dos nuevos estudios en la revista Nature de las Universidades de Cambridge y Edimburgo dan idea de que el reloj circadiano que controla los patrones de actividad diaria y estacional, desde los ciclos de sueño, a las migraciones de las mariposas, hasta las aperturas de las flores.

Un estudio del Instituto de Ciencia Metabólica de la Universidad de Cambridge, ha identificado por primera vez horas ritmos de 24-horas en los glóbulos rojos .

Esto es significativo, porque siempre se ha supuesto que los ritmos circadianos están vinculados a la actividad de los genes y el ADN, pero - a diferencia de la mayoría de las otras células en el cuerpo - los glóbulos rojos no tienen ADN:

Las únicas células que carecen de ADN son los glóbulos rojos maduros (eritrocitos).

Esto se debe a que carecen de un núcleo, que es donde se encuentra el ADN en otras células. Las células de los glóbulos rojos también carecen de mitocondrias, que sí tienen ADN. Por lo tanto, no sólo carecen de ADN nuclear, sino que también de ADN mitocondrial.

Las células de los glóbulos rojos se desarrollan en la médula ósea a partir de células especiales llamadas células madre . Estas tienen un núcleo, pero el núcleo es expulsado a medida que se desarrollan los glóbulos rojos.

Esto hace más espacio para el pigmento rojo de la hemoglobina, que es necesaria para acarrear el oxígeno a los glóbulos rojos.
http://wiki.answers.com/Q/Which_cells_in_the_human_body_does_not_contain_DNA

Akhilesh Reddy , de la Universidad de Cambridge y autor principal del estudio, dijo:

"Sabemos que existen relojes en todas nuestras células, que están cableados dentro de la célula. Imagínese lo que sería sin un reloj sin que nos guíe a través de nuestros días La célula estaría en la misma posición si no tuviéramos un reloj para coordinar sus actividades diarias.

"Las implicaciones de esto para la salud son múltiples Ya sabemos que los relojes perturbados - por ejemplo, a causa de un trabajo de turnos y el jet lag - están asociados con trastornos metabólicos como la diabetes, problemas de salud mental e incluso el cáncer.

Al aumentar nuestro conocimiento de cómo funciona el reloj de 24 horas en las células, esperamos que los vínculos con estos trastornos - y otros - se harán más claros. Esto, a largo plazo, conducirá a nuevas terapias que ni siquiera hubiéramos imaginado hace un par de años atrás."

Para el estudio, los científicos, financiados por el Fideicomiso Wellcome, incubaron células rojas de la sangre purificada de voluntarios sanos en la oscuridad y a temperatura corporal, y se tomaron muestras a intervalos regulares durante varios días.

Luego examinaron los niveles de los marcadores bioquímicos - proteínas llamadas peroxirredoxinas - que son producidas en altos niveles en la sangre y encontraron que se sometían a un ciclo de 24 horas. Las peroxirredoxinas se encuentran en prácticamente todos los organismos conocidos.

Otro estudio, realizado por científicos trabajando juntos en las Universidades de Edimburgo y Cambridge, y en el Observatorio Oceánico en en Banyuls, Francia, encontraron un ciclo similar de 24 horas en algas marinas, indicando que los relojes internos del cuerpo han sido siempre importantes, incluso para las antiguas formas de vida.

Los investigadores en este estudio encontraron los ritmos tomando muestras de las peroxirredoxinas en las algas, a intervalos regulares a lo largo de varios días.

Cuando las algas se mantuvieron en la oscuridad, su ADN ya no estaba activo, pero las algas mantuvieron sus relojes circadiano caminando sin genes activos. Los científicos habían pensado que el reloj circadiano era impulsado por la actividad del gen, pero tanto las algas como las células rojas de la sangre mantuvieron la noción del tiempo sin él.

Andrew Millar de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Edimburgo, quien dirigió el estudio, dijo:

"Esta innovadora investigación muestra que los relojes del cuerpo son mecanismos antiguos que se han quedado con nosotros a través de mil millones de años de evolución. Deben ser mucho más importantes y sofisticados de lo que se creía.

Se necesita más trabajo para determinar cómo y por qué se desarrollaron estos relojes en las personas - y muy probablemente todos los otros seres vivos en la tierra - y qué papel juegan controlando nuestros cuerpos "

 


Fuentes