por Evita Ochel
03 Febrero 2015

del Sitio Web EvolvingBeings

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

 

 

Evita Ochel es maestra de expansión de la conciencia.

Sus diversas pasiones y conocimientos incluyen ser un escritora, oradora, nutricionista holística, presentadora de televisión Web, y autora del libro

'Curación y Prevención a través de la Nutrición.'

Su enseñanza orientada a la salud se centra en la nutrición natural, integral, a base de plantas y la nutrición orgánica para la salud y la longevidad óptima.

Su enseñanza orientada espiritualmente se centra en la

expansión de la conciencia y vivir centrados en el corazón para la alegría óptima y la paz interior.

 

 

 

 

 

 

 

Ahora mismo, mientras usted lee esto, usted sabe que está viviendo en un planeta llamado Tierra en una encarnación física que usted comparte con cerca de 7 mil millones de otras personas y más de 8 mil millones de otras especies vivientes.

 

En este sistema solar en el que nos encontramos, nosotros pensamos de nosotros mismos como una raza de seres humanos, compartiendo un planeta y una realidad. 

 

Pero ¿es así realmente? 


Cuando examinamos este hecho en un nivel más profundo de la conciencia, empezamos a darnos cuenta de que hay muchos más mundos dentro de este mundo en el que nos imaginamos a nosotros mismos estar viviendo. Lo que es más, es que hay numerosas realidades también. Y ni siquiera estoy hablando aquí de las ideas de trabajo pesado de la física cuánticauniversos paralelos o múltiples dimensiones.

 

Simplemente estoy hablando del hecho de que cada uno de nosotros, al ser una individuación física de la fuente de energía, es su propio mundo y realidad. Esto significa que tenemos alrededor de 7 mil millones mundos comparten un mismo planeta... 

Aunque la idea puede ser simple para nosotros comprender y conocer conceptualmente, la profundidad de esta idea tiene implicaciones importantes para entender la vida en este planeta. Abre una nueva comprensión cuando nos movemos más allá del concepto, y de hecho lo aplicamos. 

 

Si nos fijamos en la situación del mundo de hoy, hace 10 años, hace 100 años, o incluso hace 1000 años, vemos que aunque mucho ha cambiado, una cosa sigue siendo la misma. Parece que no podemos alcanzar la misma página de la comprensión cuando se trata de la vida en este planeta. 

 

¿Por qué es esto? ¿Por qué es tan difícil para nosotros aplicar conceptos que deberían ser tan fundamentales para aumentar la calidad de vida para todos, sobre todo cuando tenemos los medios para hacerlo?   

 

Tome la idea de la paz, por ejemplo. No puede afirmarse que mejoraría la vida de todos, sin embargo, optamos por no aplicar la paz en este planeta, tanto a nivel personal como colectivo. Podría ser hecho mañana en todo el mundo si realmente quisiéramos, pero nosotros no.

 

Este es sólo un ejemplo de lo que sucede cuando los mundos colisionan. 

 

 

 

 

Podemos Ser Uno, Pero Somos Cada Uno Único

En los últimos años, el uso de la frase "todos somos uno" se ha incrementado enormemente en popularidad.

 

Es utilizado por muchos en los círculos espirituales y no espirituales por igual, a menudo de manera indiscriminada. Yo también fui un gran fan de esta frase, hasta que decidí verla desde una perspectiva más profunda y consciente. Lo que he notado es que muchos que usan esta frase, a menudo la utilizan desde una perspectiva a nivel de superficie, y una que nos despoja de nuestra individuación única y disminuye el propósito de nuestra individualidad. 

 

Con demasiada frecuencia no entendemos realmente lo que realmente estamos diciendo. 

 

En mi experiencia hasta ahora, "todos somos uno" significa que todos hemos llegado de la misma fuente de creación, pero esto no nos hace a todos lo mismo. Y aunque esto puede parecer obvio para usted, creo que demasiado a menudo se pierde en muchas personas de orientación espiritual que están tratando de asumir una conceptual visión del mundo de "amor y paz", en lugar de una experimental. 

 

Todos podemos tener el mismo propósito general de evolución espiritual, pero nuestro propósito único y cómo  vemos o experimentamos la realidad es muy diferente. 

 

Esto no pretende dividirnos o hacer que nos enfoquemos en nuestras diferencias en lugar de nuestras similitudes. 

 

En su lugar, está destinado a reconocer el don de la singularidad que cada uno de nosotros poseemos y somos. Al permitirme a mí mismo explorar esta idea, he llegado a comprender por qué tantos malentendidos, caos, confusión y animosidad existe en nuestro mundo de hoy.

 

Estamos tratando de unir a todos en la misma realidad. 

 

Muchos de nosotros pensamos que los otros ven, piensan y entienden las cosas de la manera en la que nosotros lo hacemos. La gente habla de amor o paz o justicia o compasión, como si éstos fueran conceptos estáticos universalmente definidos y comprendidos.

 

Sin embargo, cada uno de nosotros es capaz de entender estos conceptos a través de nuestra lente de la realidad, a través de nuestro actual estado personal de conciencia y evolución hasta este momento. 

 

Este mensaje no es para deprimirnos, y hacernos sentir sin esperanza acerca de llevarnos bien y de ver a este planeta y vernos a los ojos, sino para empoderarnos a una mayor comprensión de los diferentes niveles de la existencia, evolución y tratamiento de los conceptos compartidos en este planeta, y por qué las cosas son como son.

 

Podemos pensar que todos estamos hablando de las mismas cosas, pero más a menudo que no, no lo estamos.

 

Miles de millones de mundos diferentes están colisionando, y el resultado final es un estado bastante desorganizado de las cosas, donde la mayoría de nosotros tenemos que aprender a través de la vida de la manera difícil cómo encajar o llevarnos bien con otros. 

 

 

 

 

Usted es su Propio Mundo y Realidad

Muchos de nosotros pensamos que vivimos en un mundo, la verdad es que lo hacemos.

 

Sin embargo, este no es el mundo en  el que estamos pensando. El mundo en el que vivimos es nuestro mundo personal. Cada uno de nosotros viene a esta vida y encarnación física en un nivel diferente de evolución, entonces estamos condicionados por las diversas influencias culturales, religiosas y políticas dependiendo dónde se lleva a cabo cada encarnación física. Esto construye diversos sesgos, creencias y percepciones sobre el mundo tal como lo conocemos.   

 

La mayoría de nosotros seguimos la vida a este ritmo, posiblemente con algunas pequeñas ráfagas de varios despertares que pueden cambiar algunos de estos patrones.

 

Otros pueden tener grandes despertares y cambiar drásticamente el curso de sus vidas, a veces incluso varias veces. Lo más importante a destacar aquí es que hay tantos mundos que coexisten en este planeta como hay seres humanos. 

 

Cada uno de nosotros vive en nuestro propio mundo, con su propia realidad percibida. Abrazar nuestras cualidades únicas y caminos individuales no es una mala cosa. No necesita separarnos, sino que nos puede ayudar a unificar, pero sólo si nos permitimos a nosotros mismos primero ver y entender que estamos cada uno viajando desde nuestra propia visión  única del mundo. 

 

Con el fin de comprender plenamente la totalidad de lo que somos y realmente poner la frase "somos uno" en acción, en lugar de sólo como un simple concepto, tenemos primero  que abrazar nuestro propio propósito único e individualidad. 

 

Usted tiene que saber quién eres - una parte sagrada de la totalidad. Antes de poder empezar a comprender la totalidad de todo lo que es  


Cuando abrazamos nuestra individuación única, propósito y nivel de evolución, podemos entonces empezar a ver cómo encajamos en el conjunto. Esto parece ser un paso faltante en muchos diálogos espirituales y arenas.

 

Primero debes aceptarte plenamente a ti mismo antes de poder abarcar la totalidad de toda la creación. Tienes la oportunidad de conocer el todo conociendo primero las partes que lo componen.

 

Por lo tanto, para entender el mundo exterior tenemos que entender primero las piezas internas que lo integran. 

 

 

 

 

Grados Espirituales de Evolución

Para resumir mejor lo que quiero decir con todo esto, me gustaría usar una analogía simple con la que todos nosotros estamos familiarizados basada en el modelo actual de la educación que se extiende desde el jardín de infantes hasta la universidad.

 

A través de esta analogía es mi intención ayudarle a ver y entender por qué la Tierra está en el estado en el que está. 

 

Para reiterar, el estado al que me estoy refiriendo no es ni malo ni bueno; es simplemente un estado desorganizado, donde no estamos viviendo de un estado de alta eficiencia o coherencia. 


Para ilustrar esto, quiero que se imaginen el siguiente escenario. Usted acaba de llegar a un país nuevo del que no sabe nada. Como parte de su gira a su cultura, se le lleva a visitar una escuela local. Entra en un aula y nota algo extraño que usted nunca ha visto en las escuelas de su propio país.

 

Esta aula está llena de niños de todas las edades y todos ellos están tratando de aprender juntos. Usted se da cuenta de algunos niños del jardín de infantes, un alto porcentaje de niños de primaria, algunos de los niños de la escuela secundaria, y un puñado de universitarios. Todos estos seres están tratando de aprender y convivir juntos. 

 

El profesor  por supuesto, está tratando de hacer el mejor trabajo posible adhiriéndose lo mejor posible al plan de estudios para el alto porcentaje de niños de primaria, por lo que esto deja a muchos de los niños de jardín de infantes inquietos y metiéndose en todo tipo de problemas, al tiempo que deja los universitarios aburridos o frustrados.

 

Los niños mayores a menudo tratan de ayudar a los más jóvenes a comprender los conceptos presentados. Esto funciona a veces, mientras que otras veces es un esfuerzo inútil, ya que cada ser debe crecer en un cierto nivel de comprensión. 

 

Los niños más grandes eventualmente se dan cuenta de que los niños más pequeños sólo pueden comprender las cosas cuando están listos para ello, y no hay razón para tratar de enseñarles las mismas cosas que están aprendiendo por sí mismos, o las cosas que aún no están listos para ellos, ya que esto sólo presenta un estrés innecesario y animosidad. 

 

Vamos a volver de la visualización.

 

Usted probablemente ha adivinado ya el propósito de ese escenario. Es tal vez la forma más fácil de imaginar mucho lo que está pasando aquí en la Tierra. El planeta Tierra es como un aula gigante. Es divertido, es emocionante, a veces las lecciones son fáciles y algunas veces son difíciles. Pero el mayor desafío en esta aula es estar con los niños de todas las edades y en todos los niveles muy diferentes de aprendizaje. 

 

Todos somos uno, viniendo de la misma fuente, pero todos estamos en niveles muy singulares de nuestra evolución personal, y esto representa el mayor conjunto de desafíos en este planeta. 


Cuando empezamos a ver nuestro planeta desde esta perspectiva, empezamos a entender por qué las cosas están en el estado en que se encuentren. Hay aquellos que, al igual que los niños del jardín de infantes sólo son capaces de centrarse en sus necesidades inmediatas y cautivados sólo por su propia existencia. 

 

Pre-planificación para el futuro o comprender las cosas desde la perspectiva del otro no es una habilidad que este grupo todavía posee. 

 

Luego hay todo tipo de niños de primaria que están cada uno a niveles propios muy diferentes. Algunos sólo quieren jugar, mientras que otros realmente quieren aprender algo.

 

Algunos están formando relaciones cohesivas, mientras que otros optan por ser los matones en el patio. La mayoría no entiende cómo funciona esta "escuela", pero a medida que los niños a menudo lo hacen, quieren resolver las cosas por sí mismos; no quieren saber de los niños mayores cómo pueden hacerse las cosas de otra manera - más fácil, eficaz y coherentemente. 

 

Luego están los chicos de secundaria que están entrando en su propia autonomía y comienzan a ver a través del sistema y se rebelan contra el en todo tipo de formas.

 

A menudo son los "activistas"  los que quieren hacer un cambio y ser oídos y provocar todo tipo de cambios. 

 

Por último, están los niños de la universidad, que también se encuentran en diferentes niveles de su evolución personal, el dominio y especialización. Ellos están conectando los puntos entre las acciones y sus consecuencias, y están empezando a entender que la única manera de cambiar el mundo, es por cambiarte a ti mismo. 

 

Si comparamos la vida en este planeta con otros planetas con formas de vida similares, de lo poquito que sabemos a través de diversos estudios metafísicos, sabemos que una de las mayores razones por las cuales nuestro planeta es tan único y caótico es porque engendra tal diversidad extrema.

 

Otras civilizaciones galácticas están mucho más alineadas estando en un nivel similar de evolución de sus respectivos planetas de origen. 

 

Esto, naturalmente, hace que sea mucho más fácil para sus sociedades coexistir en paz o trabajar por el bien común, por un objetivo común. En nuestro planeta, debido a las amplias variaciones en la evolución de la conciencia, esto es muy difícil de hacer.

 

Como se puede imaginar, un alumno de onceavo grado quiere cosas muy diferentes y es capaz de cosas muy diferentes que un estudiante de séptimo grado, y más aún que un estudiante de tercer grado. 

 

Y así tenemos a aquellos en nuestro planeta que quieren jugar con armas de fuego o sustancias químicas tóxicas y que fácilmente participan en destruir o matar a seres humanos, animales o el medio ambiente, junto con aquellos que quieren crear una efectiva arquitectura, alimento, y  sociedades que beneficien al bien de todos, no sólo un grupo selecto. Y puesto que hay un mayor predominio de atmósfera de "niños de la escuela primaria", por lo tanto, nuestra sociedad refleja una atmósfera de "escuela primaria" a través de  sistemas establecidos para mantener a la mayoría bajo control, ya sean políticos, religiosos, etc. 


Para hacer las cosas más complejas, pero divertidas, nosotros no estamos todos en el mismo nivel con respecto a todos los ámbitos de la existencia.

 

Por ejemplo, usando la analogía de la escuela desde arriba, un ser puede estar en el nivel de universitario cuando se trata de dominar las relaciones personales, pero a un nivel de grado octavo cuando se trata de vivir en armonía con la naturaleza. Para añadir a esto, cuando hablamos de personas teniendo un "despertar espiritual" o que experimentan la "iluminación", esto no quiere decir que han experimentado un despertar de manera concluyente.

 

Experimentamos diversas "despertares" cuando se trata de materias o áreas específicas de la vida, y también despertares de amplio espectro, que podemos equiparar a la graduación de algún grado específico. 

 

Esto ocurriría cuando igualamos todos los ámbitos de la existencia de estar por lo menos en ese nivel de evolución, a medida que avanzamos a la siguiente. Incluso a lo largo de estos niveles, como cada niño en el mismo grado, nosotros también tenemos diferentes intereses y preferencias.

 

Incluso cuando llegamos al nivel universitario, todavía no terminamos, porque estamos entonces involucrados en un viaje eterno de especialización y mayor dominio de nosotros mismos, de auto-actualización y autorrealización. 

 

Estoy compartiendo todo esto para ayudarnos a comenzar a entender por qué a veces algo tan simple como tratar de tener una conversación con otras personas sobre tópicos que podríamos pensar que todos estamos entendemos, igualmente ha sido probado ser difícil. Veamos ahora algunos ejemplos más para comprender mejor a nivel práctico. 

 

Piense en el tema del aborto por ejemplo, un estudiante de tercer grado tendrá una comprensión completamente diferente y asumirá este tema de forma diferente en comparación con un estudiante de noveno grado, comparado con un muchacho en la universidad.(Recuerden, estamos utilizando complejos ejemplos de temas humanos en el contexto de simples analogías de la escuela primaria.)

 

El significado de paz tiene un significado diferente para un niño de primer grado del que tiene para un niño en el décimo grado, y más importante aún es lo que cada uno está dispuesto a hacer para tener paz. Podemos tomar cualquier tema: economía, política, ética, los extraterrestres, la salud o nutrición para entender por qué tenemos  malentendidos y falta de comunicación en este planeta que lleva a las personas a los conflictos,  argumentos, o la violencia.

 

Podemos estar hablando de las mismas cosas, pero cada una de nuestras habilidades únicas para comprender la inmensidad de cada tema depende totalmente de nuestro nivel personal de evolución. 

 

En última instancia, yo no estoy compartiendo esto para que usted trate de averiguar en qué grado está usted o alguien supuestamente, o hacerlo sentir sofocado o superior. Eso no es en absoluto el punto de este diálogo.

 

El punto es darse cuenta de que todos estamos en diferentes niveles de aprendizaje - nuestra evolución personal y desarrollo espiritual, y que no somos todos capaces  de entender, ver, sentir, experimentar, o expresar las cosas de la misma manera.

 

 

 

 

Reflexiones finales

  1. A pesar de que actualmente formamos parte de una realidad colectiva en este planeta, cada uno de nosotros construimos nuestra propia realidad, en base a nuestras perspectivas personales, experiencias pasadas, prejuicios y nivel de evolución. Nuestra realidad construida personalmente es la fuerza más influyente en nuestras vidas.
     

  2. Todos estamos en diferentes etapas de evolución espiritual, o en diferentes grados. Un niño de tercer grado no es mejor ni peor que un estudiante de noveno grado. "Mejor" y "peor" son simplemente construcciones de una mente-ego inconsciente que vive en el mundo de la dualidad. Cada uno está en el lugar perfecto para ellos en su camino de evolución personal.
     

  3. Cada uno de nosotros tenemos que ser tolerantes con el hecho de que estamos compartiendo un planeta con muchos otros seres de todos los niveles, al igual que niños de todas las edades en un aula. Los niños mayores necesitan más paciencia con los niños más pequeños, ya que todos estuvimos una vez allí. Los niños más pequeños pueden ahorrarse mucho sufrimiento y confusión, si así lo desean, aprovechando la sabiduría ofrecida por los niños de más edad.
     

  4. Con el fin de crear más efectivamente, usted debe alinearse con aquellos que comparten mundos similares al suyo. Esto no significa gente de la misma religión o mismo partido político, sino seres que eligen percibir la realidad y vibran en una frecuencia similar a la suya.

Al final, no tengo una solución para usted porque técnicamente no hay ningún problema.

 

Simplemente tenemos que reconocer y comprender el desafío que tenemos ante nosotros con el fin de mejorar nuestras relaciones con los demás, y crear la vida y el mundo que más queremos experimentar.

 

Cada uno de nosotros vinimos a este planeta, esta vez y muchas veces antes, conociendo muy bien este desafío.

 

De hecho, esta es una de las razones por las que venimos aquí en absoluto, ya que el contraste puede hacernos aprender y evolucionar más rápido. Es por eso que tendemos a escoger a las familias que escogemos, las religiones, culturas, áreas geográficas, y tales.

 

Nuestra vida aquí, por tanto, puede ser vista como algo muy positivo, en lugar de negativo, a pesar de los desafíos que presenta.

 

Mientras no nos quedemos atrapados en las realidades de otras personas o tratemos de forzar nuestro modo de ver las cosas sobre otros, tal vez no haya mejor parque infantil o aula donde podamos tener la oportunidad de evolucionar espiritualmente a un ritmo más eficaz que aquí.