por M. Sabeheddin 
21 Agosto 1995 
del sitio Web NewDawnMagazine 

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

 

 

  

 

 "La ignorancia... provocada por la angustia y el terror.

Y la angustia creció sólida como una niebla y nadie era capaz de verla. "

El Evangelio de la Verdad, 17:10

Textos de Nag Hammadi

 

 

"La humanidad está dormida,

preocupada sólo por lo que es inútil, viviendo en un mundo equivocado...

No balbucees ante la Gente del Camino, más bien consúmete a ti mismo.

Tienes un conocimiento y religión invertidos,

si estás boca abajo en relación a la realidad.

El hombre está envolviendo su red en torno a sí mismo.

Un león (el hombre del Camino) rompe su jaula en pedazos". 

El maestro sufí Sanai, maestro de Rumi

'El jardín de la verdad' (1131 C.E.)

 

 

  • ¿Qué papel tiene la conspiración y el juego del encubrimiento en las facetas múltiples de la vida en los últimos años del siglo XX?

  • ¿Están los grupos de poder manipulando los eventos como parte de una estrategia a largo plazo para lograr una sociedad global totalmente controlada?

  • ¿El reconocimiento de conspiraciones conduce a la paranoia y al engaño?

  • ¿O es que realmente explica los acontecimientos y de esta manera la autonomía de las personas?

 

No es el propósito de este breve artículo examinar la gama de delitos, cábalas y tramas secretas ampliamente cubiertas por la palabra 'conspiración'.

 

Tampoco tenemos la intención de demostrar la existencia de una conspiración internacional trabajando en el mundo desgarrado por la crisis de los años 90.

  • Lo que queremos tocar son las implicaciones de las teorías de conspiración para la transformación personal.

  • Lo que queremos explorar aquí es una manera diferente de ver el mundo. 

Primero vamos a definir el significado de esa aparente e inquietante palabra: "conspiración".

 

El diccionario Internacional de Webster da, como una connotación,

"Una combinación de hombres para un fin malo, un complot".

El Diccionario Oxford de Inglés está de acuerdo definiendo la conspiración como,

"Una combinación de personas para un fin malo o ilegal; un acuerdo entre dos o más para hacer algo criminal, ilegal o censurable; una trama".

Si, como un número importante de investigadores afirman, se puede demostrar que una influyente élite - en gran parte oculta - ha combinado sus esfuerzos a sabiendas en una trama (s) para manipular y controlar personas y eventos, entonces, sobre la base de la definición estándar que acabamos de citar, realmente existe una conspiración. 


Los lectores que están acostumbrados (¿o condicionados?) a considerar de forma automática cualquier mención de la conspiración como paranoia irracional, encontrará este mismo tema un "problema". 

 

Jonathon Vankin, el autor de dos excelentes libros explorando una gran cantidad de teorías de la conspiración, observa que,

"La palabra ‘conspiración’ puede ser un ‘problema’ para algunos, pero sólo porque representa lo desconocido, el misterio y el riesgo.

 

Esas son las cosas que toman presa a la mente humana y la traen a la vida. Estas ideas sólo pueden ser un problema para aquellos que desean mantener nuestras mentes bajo control".

El político británico del siglo pasado, Benjamin Disraeli, un hombre de amplia experiencia política, declaró que,

"El mundo está gobernado por personajes muy diferentes de lo que se imaginan aquellos que no están detrás de las escenas."

En este siglo, el presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt ha sido citado diciendo:

"En la política, nada sucede por accidente. Si sucede, es que fue planeado de esa manera."

"Las élites gobernantes usarán la conspiración", afirma el politólogo y activista Dr. Michael Parenti.  "Van a financiar las elecciones, campañas de publicidad, editoriales, agencias de noticias y estudios académicos. Usarán vigilancia, mafiosos, terroristas, asesinos y escuadrones de la muerte."

Los investigadores de la Conspiración 'ven detrás de la oscura cortina' que envuelve la historia y los sacrosantos supuestos reforzando la sociedad contemporánea.

 

Realmente hay, como dice el autor investigador Jim Hougan, dos tipos de historia,

"la segura, saneada 'versión de Disney', tan ampliamente disponible como inevitable... y una segunda que se mantiene en secreto, sepultada, y sin nombre."

Esta "segunda" versión de la historia, argumentan Jonathon Vankin y John Whalen, sí tiene un nombre:

"Teoría de la conspiración." 

De acuerdo con los co-autores de The Fifty Greatest Conspiracies of All Time, la versión segura "Disney" de la historia,

"Podría ser fácilmente llamada el 'versión New York Times' o la 'versión telediario' o la 'versión libro de texto universitario.'

 

La principal resistencia a las teorías de la conspiración no proviene de gente en la calle, sino de los medios de comunicación, el mundo académico y el gobierno - personas que manejan la economía nacional y mundial de la información "

La estructura del mundo moderno exige la adhesión masiva a la fe en las instituciones que mantienen el orden existente y hacer que se ejecute.

 

Estas instituciones son innumerables: el gobierno, los negocios, la ciencia, la educación, la política... y su supervivencia depende de la fe de las personas en la autoridad

"Tenemos que creer que las instituciones están funcionando mejor para nuestros intereses", escribió Vankin en sus 1991 libro pionero Conspiraciones, encubrimientos y Crímenes.

 

"Tenemos que creer lo que la gente dentro de esas instituciones nos aseguren que es verdad."

Es por ello que las "teorías conspirativas" son universalmente UN ANATEMA para el Establishment. Ellas desafían directamente el status quo, lo que socava la fe ciega de las masas "lavadas del cerebro" por los maquiavélicos 'líderes' de la sociedad! 


Vankin cita al antropólogo Jules Henry diciendo que, 

"Nuestra civilización es un tejido de contradicciones y mentiras."

Henry utilizó el término "farsa" por los engaños cotidianos que refuerzan esta maligna sociedad.

"La farsa da lugar a coaliciones porque normalmente la farsa no se puede mantener sin cómplices."

En otras palabras, mantener a flote el sistema requiere de una conspiración.

"En la farsa", continúa Henry, "el engañador entra en una conspiración interna contra sí mismo."

Reconociendo las conspiraciones y encubrimientos detrás de la historia y los acontecimientos contemporáneos significa que ya no podemos mentirnos a nosotros mismos, como los "foráneos" de Colin Wilson quienes,

"No pueden vivir en el cómodo y aislado mundo de la burguesía, aceptando lo que ve y toca como realidad."

La civilización moderna es una conspiración contra la Realidad. 


R.D. Laing explica en La Política de la Experiencia (The Politics of Experience) cómo la gente es 'condicionada' y 'lavada del cerebro' por la sociedad moderna.

 

Comenzando con los niños, dice Laing,

"Es imprescindible capturarlos a tiempo. Sin el más completo y rápido lavado de cerebro de sus sucias mentes verían a través de nuestros trucos sucios. Los niños no son tontos, pero vamos a convertirlos en imbéciles como nosotros, con elevado coeficiente intelectual si es posible.

 

"Desde el momento del nacimiento, cuando el bebé de la Edad de Piedra se enfrenta a la madre del siglo XX, el bebé está expuesto a estas fuerzas de violencia, llamadas amor, como lo han sido su madre y su padre, y sus padres antes que ellos.

 

Estas fuerzas están principalmente preocupadas en destruir la mayor parte de sus potencialidades, y, en general, esta empresa tiene éxito.

 

Para el tiempo en que el nuevo ser humano tiene quince años mas o menos, nos quedamos con un ser como nosotros mismos, una criatura medio loca, más o menos ajustada a un mundo loco.

 

Esta es la normalidad en nuestra época actual".

En nuestro ambiente acondicionado aceptamos lo que nos dicen, en gran parte sin lugar a dudas. La sociedad, o más precisamente las élites gobernantes  definen la realidad. 

Central a cada conspiración es la supresión de información específica o la evasión deliberada de algunos hechos clave. 

 

El Control de la información es un mecanismo de control social. Si la información es utilizada por las élites gobernantes para programar y esclavizar mentalmente a la gente, entonces, la información puede ser utilizada para desprogramar y liberarlos. 

 

El conocimiento es la clave para la libertad. 

Según los sufíes, el potencial para la percepción clara y directa en el hombre en su vida cotidiana se ve frustrado en gran medida por un distorsionador complejo de condicionantes socio-psicológicos.

 

A menudo, estos aparecen en formas aparentemente inocuas de suposiciones y expectativas infundadas. En consecuencia el hombre es masilla mental lista en las manos de los poderosos manipuladores. Las conspiraciones se detectan sólo mediante el ejercicio de la percepción y el pensamiento sin restricciones. 

 

Por lo tanto, los conspiradores deben propagar un necesario nivel de confusión en aquellos que tratan de engañar y controlar.

 

La mera realización de la existencia y actividades de las distintas 'conspiraciones' orquestadas por las poderosas elites gobernantes, tiene un efecto liberador en gran medida en un individuo con visión, revelándose a él como lo hace la gran magnitud de las mentiras y el engaño entre los diferentes estratos de la cultura oficial.

 

Toda la estructura social, estructura educativa, las estructuras económicas y políticas son directamente desafiadas. 

 

Una vez que una persona se da cuenta de que hay una "historia oculta" detrás de nuestra llamada historia, invariablemente empiezan a querer romper con el fútil patrón humano  de ver la realidad como no es y por lo tanto viviendo una mentira. 

 

Quieren renunciar a la anestesia de la ignorancia y la represión dentro de la cual el hombre se encapulla él mismo y abrazar la intensidad de la realidad - como es. 

Las conspiraciones y encubrimientos existen.

 

Sin embargo, su causa subyacente es nuestra propia irresponsabilidad, ignorancia e inactividad. El mundo nos dice lo que queremos oír,  nos da justificaciones para los diferentes estados de irresponsabilidad. La civilización bien puede estar destruyéndose a sí misma, pero las personas no tienen que destruirse a sí mismas con ella. 


El mundo moderno, con sus fobias, neurosis, contradicciones y conflictos, es lo que debemos superar. Debemos romper nuestros vínculos, romper nuestros lazos. Sondear las profundidades de nuestro inconsciente, y cortar los lazos con los que nos hemos vinculado 

Ante la intriga de la conspiración y el encubrimiento, no reaccionamos a la farsa construyendo una igualmente dogmática visión del paranoico. Tampoco nos bajamos, deprimimos o consumimos por la ira al rojo vivo. No hay ningún punto en esconderse o correr salvajemente a la calle. 

 

Simplemente seamos CONSCIENTES.

Desde la seguridad interior, la claridad y la tranquilidad de conciencia procede una acción correcta y constructiva.

 

Canaliza tu ira,  miedo, tus esperanzas y sueños en CONCIENCIA TOTAL. Al discernir el verdadero estado de la sociedad usted es libre de las ataduras de la ignorancia y ya no es un peón en el juego.

 

Despertando del sueño de la existencia condicionada podemos apreciar las palabras del maestro sufí Al Ghazali:

"Cuanto más alto se sube una montaña más lejos uno puede ver."  

Algunos estudiantes radicales de la Biblia identifican el orden social, político y económico existente como "Babilonia".

 

Un nombre sinónimo de un sistema de opresión y explotación total, tomada del Libro del Apocalipsis. El gobierno, la burocracia, de hecho todas las autoridades mundanas son meros instrumentos de Babilonia.

 

Babilonia, construida sobre falsedad y sostenida por la ignorancia, algún día se vendrá abajo debido a las falsedades fundamentales. Despiertos a la naturaleza real de este mundo, la vida de uno es la del exilio. Un extraño en una tierra extraña.

 

La conspiración y el encubrimiento es lo que primero que encontramos cuando comenzamos a percibir la vida real en Babilonia.

"Podría ser que la humanidad ha sido invitada a participar en una especie extraña de concurso con algunos opositores cósmicos no declarados", dice Brad Steiger, un escritor sobre lo paranormal.

 

"El hombre pudiera haber sido retado a jugar el juego de realidad, y si alguna vez puede aprehender el verdadero significado de las pistas absurdas, si sólo pudiera dominar los movimientos adecuados, él podría obtener una imagen más clara de su verdadera función en el esquema cósmico de las cosas"