por admin

Diciembre 4, 2008

del Sitio Web RinconDelMisterio


El New York Times describió que el descifrado de los jeroglíficos mayas es “uno de los grandes descubrimientos científicos del siglo XX”.

 

Lamentablemente, este descubrimiento fue causado por un hombre de la Inquisición española, que a lo largo de décadas se dedicó a destruir y borrar todo resto de la cultura y lengua maya. El sacerdote, Diego de Landa, aniquiló todos los conocimientos de la lengua escrita, y casi destruye todo el lenguaje hablado.

Diego de Landa, un hombre de la inquisición que ilustra perfectamente el poder de la intolerancia, una idea que evolucionó en la religión judía unos pocos siglos antes del nacimiento de Cristo y que fue tomada como una venganza por los cristianos en los siglos III y IV DC. El germen de la intolerancia nos declara que no solo Yahvé es el único dios, sino que, además, cualquier persona que adora a otros dioses está cometiendo pecado.

 

Esto justifica todo tipo de atrocidades en el nombre de Yahvé:

  • el asesinato

  • la esclavitud

  • la conversión forzada

  • la represión y la destrucción de otras religiones

  • el racismo y muchos otros actos inmorales

El sacerdote descubrió que muchos de “sus mayas” convertidos a la nueva religión impuesta por él, seguían adorando a los dioses que durante siglos habían formado parte de su cultura.

 

Descubrió que todos sus años en América habían sido un completo fracaso.

Landa, después de esto, sintió aquello como una traición y haciendo gala de la intolerancia cristiana, comenzó una feroz inquisición que dio lugar a la tortura y la muerte en toda la región de Yucatán. Estaba decidido a acabar con todos los conocimientos de la religión maya, y vio la lengua maya y los jeroglíficos como un elemento clave para conseguirlo.

 

Cincuenta años más tarde, en 1699, soldados españoles quemaban la última ciudad que poseía una escuela de escribas que sabían traducir jeroglíficos mayas. En 1720, no había ni una sola persona viva que sabía el significado de dichos jeroglíficos.

La única respuesta de la Iglesia Católica Romana a los asesinatos, torturas y la destrucción de toda una cultura para la historia, fue que Diego de Landa llevó a cabo una inquisición sin autorización.

Se tardó más de doscientos años, y un equipo internacional de lingüistas, antropólogos, arqueólogos, matemáticos para deshacer todo el daño que causó Landa. Gracias a este dedicado grupo, que rastrearon palabra por palabra, símbolo por símbolo, el significado de casi el 90 % de los jeroglíficos fue recuperado.

En cuanto a Landa, tuvo que pasar unos años de arresto domiciliario en España rezando, por su desobediencia.

 

Una vez que hubo cumplida su penitencia, fue nombrado obispo de Yucatán, y enviado de vuelta a América Central, donde vivió el resto de su vida.
 

 

 


 

 



Spanish Priest Destroyed The Totality of The Written Mayan Language
by admin

December 4, 2008

from RinconDelMisterio Website


The New York Times described that the deciphered one of the Mayan hieroglyphics is “one of the great scientific discoveries of century XX”.

 

Unfortunately, this discovery was caused by a man of the Spanish Inquisition, that throughout decades was dedicated to destroy and to erase all rest of the culture and Mayan language.

 

Priest, Diego de Landa, annihilated all the knowledge of the written language, and he almost destroys all the spoken language.

Diego de Landa, a man of the inquisition that perfectly illustrates the power of the intolerance, an idea that evolved in the Jewish religion a few centuries before the birth of Christ and that was taken like a revenge by christians in centuries III and IV DC.

 

The germ of declares us to the intolerance that not only Yahvé is the unique god, but, in addition, any person who adores other gods is committing sinned.

 

This justifies all type of atrocities in the name of Yahvé:

  • the murder

  • the slavery

  • the forced conversion

  • the repression and the immoral destruction of other religions

  • racism and many other acts

The priest discovered that many of “their Mayans” turned to the new religion imposed by him, continued adoring the Gods that during centuries had comprised of their culture.

 

It discovered that all years in America had been a complete failure.

Landa, after this, felt that one like a treason and making pride of christian intolerance, a ferocious inquisition began that gave rise to the torture and the death in all the region of Yucatan. He was determined to end all the knowledge of the Mayan religion, and saw the Mayan language and the hieroglyphics like a key element to obtain it.

 

Fifty years later, in 1699, Spanish soldiers burned the last city that owned a school of scribes that knew how to translate Mayan hieroglyphics. In 1720, there was no one person alive who knew the meaning of hieroglyphic sayings.


The unique answer of the Roman Catholic Church to the murders, tortures and the destruction of a whole culture for history, was that Diego de Landa carried out an inquisition without authorization.

It took more than two hundred years, and an international team of linguists, anthropologists, archaeologists, mathematicians to undo all the damage that caused Landa. Thanks to this dedicated group, that tracked word by word, symbol by symbol, the meaning of almost 90% of the hieroglyphics was recovered.

As far as Landa, had to spend years of house arrest in Spain, praying by his disobedience.

 

Once he had fulfilled his penance, he was appointed bishop of Yucatan, and sent back to Central America, where lived the rest of his life.